AGRICULTURA

Huelva cultiva en exclusiva frambuesas creadas en Chile

La empresa onubense Masiá Ciscar es licenciataria para España y Portugal de tres nuevas variedades más precoces

Ensayo del cultivo de la variedad de frambuesas Santa Teresa
Ensayo del cultivo de la variedad de frambuesas Santa Teresa - M.C.
INMA LOPERA Sevilla - Actualizado: Guardado en: Economía

La empresa onubense Masiá Ciscar, especializada en la producción y comercialización de fresas, berries, cítricos y fruta de hueso, cultiva en exclusiva tres variedades nuevas de frambuesa desarrolladas por el programa de mejoramiento genético del Consorcio Tecnológico de la Fruta de Chile en colaboración con la Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal de la Universidad Católica chilena.

La empresa andaluza firmó el año pasado un acuerdo de colaboración con el Consorcio chileno por el que se convirtió en licenciataria de estas tres nuevas variedades llamadas Santa Teresa, Santa Catalina y Santa Clara, dando acceso a Masiá Ciscar a multiplicar, propagar y vender estas nuevas semillas de frambuesas chilenas en los mercados de España y Portugal.

Desde el año pasado, Masiá Ciscar viene testando estas variedades de frambuesa con la puesta en marcha de un campo de ensayo en Huelva, manejando diferentes épocas de siembra y comparándolas con el cultivo de las frambuesas más extendidas en la provincia onubense. Los resultados han sido «de lo más positivo» pues, según declara Enrique Masiá, gerente de Masiá Ciscar, «reportan buena productividad, buen calibre, dulzor y calidad, por lo que se sitúan a la altura de las variedades que son referencia en el sector».

Del ensayo agronómico, la frambuesa Santa Catalina es la que obtiene mejor nota, destacando de esta variedad «que la podemos hacer trabajar todo el año y obtener dos cosechas», subraya el gerente. Cuenta, además, con «un fuerte carácter remontante, obteniendo muy buen rendimiento en campo». De hecho, «las producciones de mayo, junio, julio y agosto han superado el kilo y medio por planta. La respuesta a la poda de invierno ha sido positiva, y actualmente se observa un potencial productivo muy interesante para la primavera», explica Enrique Masiá.

Variedad Santa Clara

Respecto a la variedad Santa Clara, «es más sensible a la parada invernal», por lo que «no es la más acertada para sembrar en agosto», pese a que la producción de la primera cosecha «ha superado también el kilo y medio de fruta por planta», apunta el gerente.

Por último, la frambuesa Santa Teresa, «resulta ser también muy productiva y moderadamente remontante, pero vamos a volver a ensayar esta variedad para evaluar mejor su adaptación», apostilla el empresario.

Para la campaña 2017-2018 Masiá Ciscar pretende cultivar unas 19 hectáreas de estas nuevas variedades, «siempre y cuando nos dé tiempo a conseguir el material suficiente, y para ello estamos trabajando directamente con viveros chilenos y de la mano del Consorcio», adelantó el directivo.

Frambuesas todo el año

La idea de Masiá Ciscar es cosechar «unas 120 toneladas de fruta en otoño, la mitad de la variedad Santa Catalina y la otra mitad de Santa Clara». Para el invierno «esperamos producir otras 130 toneladas de frambuesa Santa Catalina» y en primavera «unas 120 toneladas, mitad Santa Catalina y mitad Santa Clara», puntualiza el gerente, Enrique Masiá. No obstante, añade que «el objetivo no se queda ahí, ya que se espera cerrar el año produciendo frambuesa también en los meses de verano de la variedad Santa Catalina y así lograr una producción durante todo el año en nuestras instalaciones».

No obstante, para la comercialización habrá que esperar «al próximo año», que será el de «la puesta en escena de las variedades chilenas en el mercado» y si la aceptación es buena, «la intención es abrir el abanico de los agricultores que las puedan sembrar para la campaña 2018-2019, aunque todavía no hemos decidido bajo qué fórmula, pues es un detalle que tenemos que cerrar con el Consorcio Tecnológico de la Fruta de Chile», avanza Enrique Masiá.

La empresa prevé que «en dos años más» estas nuevas variedades «podrían alcanzar entre el 15 y 20% de las berries que comercializa hoy Masiá Ciscar».

Toda la actualidad en portada

comentarios