Fernando Pozuelo ha sido los dos últimos años adjunto a la dirección de Ikea en Polonia
Fernando Pozuelo ha sido los dos últimos años adjunto a la dirección de Ikea en Polonia - JORDI ALEMANY

Ikea mueve a cargos directivos en sus tiendas andaluzas

Fernando Pozuelo releva a Daniel Molina en el establecimiento de Sevilla

SEVILLAActualizado:

Un ejecutivo español con trayectoria internacional en el gigante sueco Ikea tomará las riendas del establecimiento de la compañía en Sevilla, el primero que la multinacional de muebles y decoración abrió en Andalucía, hace ya 13 años. Se trata de Fernando Pozuelo Molina, licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, que lleva 14 años vinculado a Ikea en distintos puestos ejecutivos, los dos últimos como adjunto a la dirección en Polonia, con responsabilidad en siete tiendas de ese país.

Fernando Pozuelo sustituye a Daniel Molina, quien ha ocupado la dirección de la tienda sevillana durante los últimos seis años, y que a partir de ahora se hará cargo del establecimiento de la multinacional en Jerez de la Frontera. Molina también lleva 17 años vinculado a Ikea y desempeñó diferentes jefaturas en Madrid, Cataluña y Murcia antes de iniciar su etapa andaluza.

Ikea tiene tres tiendas en Andalucía, en Sevilla (Castilleja de la Cuesta), Jerez y Málaga, y el pasado mes de junio anunció la apertura de la su cuarto establecimiento andaluz en Almería para el año 2020. Este anuncio se produjo después de que la empresa enterrara los dos centros proyectados en Granada y en Sevilla (que habría sido el segundo), que se han quedado en el camino por problemas urbanísticos.

Daniel Molina, en la tienda sevillana
Daniel Molina, en la tienda sevillana- FELIPE GUZMÁN

La nueva tienda almeriense supone una inversión de 65 millones de euros y generará 300 empleos directos y 500 indirectos, según anuncia la empresa. La gran superficie irá ubicada en Rambla de Belén, a escasos dos kilómetros de la ciudad, y el inicio de las obras está previsto para la segunda mitad de 2018, una vez finalicen los trabajos de urbanización de la parcela.

Con esta cuarta tienda, que tendrá 20.000 metros cuadrados, la superficie de venta de Ikea en Andalucía se acercará a los 100.000 metros cuadrados, ya que los otros tres puntos de venta son de mayores dimensiones, especialmente el de Málaga, de 28.000 metros cuadrados. La plantilla andaluza de la empresa ronda los 1.400 trabajadores.

A punto cerrar su nuevo año fiscal (que va de septiembre de 2016 a agosto de 2017), los últimos datos de negocio facilitados por Ikea apuntan a unas ventas en Andalucía de 245,2 millones de euros, lo que supone un aumento anual del 12,3%. Por segundo año consecutivo, el mercado andaluz registró en 2016 el mayor crecimiento de España y es el tercero en peso sobre la facturación global de la multinacional sueca en nuestro país, que alcanza 1.384 millones de euros, tras un crecimiento del 8%.