Fábrica de pan precocinado de Dos Hermanas
Fábrica de pan precocinado de Dos Hermanas - ROCÍO RUZ

Pansur compra una fábrica de bollería en Baeza

Es la tercera factoría del fabricante sevillano de pan precocinado congelado

SEVILLAActualizado:

Pansur entra en el sector de bollería industrial, como fabricante de masas congeladas, con el objetivo de convertirse en un operador de referencia de Andalucía, en un mercado dominado por competidores de comunidades del norte de España. Para ello, acaba de comprar una planta en la localidad jiennense de Baeza, activa y en pleno funcionamiento, que ofrece posibilidades de aumentar su capacidad de producción en el futuro.

Con esta adquisición, Pansur, que hasta ahora solo fabricaba pan precocinado, pretende aprovechar el auge del consumo en España de masas congeladas, también en el segmento de bollería y pastelería, e ir ganando cuota para posicionarse como un operador «potente» en el mercado nacional, señala el presidente de la compañía, Carlos Pineda.

«Queremos dar valor al producto andaluz que se fabrica aquí. Nos invade mucho pan y bollería de fuera, de otras zonas de España, y queremos demostrar que somos una referencia en nuestro mercado por calidad, seriedad y pasión por lo que hacemos», subraya el presidente de la firma.

La nueva factoría de Baeza produce actualmente unos 11.200 kilos de masa diarios y tiene posibilidades de llegar hasta los 16.000 kilos. Pansur aprovechará sus canales de comercialización del pan para ampliar su portfolio con la oferta de bollería de marca propia.

La empresa de la familia Pineda Rivera prosigue así su expansión en Andalucía, donde cuenta con otras dos fábricas situadas en Dos Hermanas y La Línea de la Concepción, además de con centros de distribución en Algeciras, Cádiz, Jaén, Córdoba, Huelva y Sevilla.

La empresa de la familia Pineda Rivera ha invertido 11 millones en su factoría central de Dos Hermanas

En el último año, ha realizado una importante inversión, de 11 millones de euros, en sus nuevas instalaciones de Dos Hermanas, en las que ha incorporado las últimas tecnologías para adaptarse al nuevo mercado del pan. En esta factoría central sevillana Pansur puede producir hasta 65 toneladas diarias de pan precocinado congelado, listo para dar un último toque de horno en el punto final de venta.

Panes especiales, como el de espelta, sin gluten, integrales o líneas de masa madre, la oferta de Pansur se ha adaptado al nuevo consumidor, cada vez más sofisticado y exigente. Es además la única empresa andaluza del sector que fabrica toda sus productos sin lactosa.

Con la nueva factoría de Jaén, su plantilla alcanza los 220 trabajadores. Además de las panaderías tradicionales, el canal Horeca (hostelería, restauración y catering) es un segmento en crecimiento para la compañía, que cuenta con una cartera de 5.000 clientes.

La empresa familiar ha llegado ya a la cuarta generación. Los hermanos Carlos Pineda, en la presidencia, Miguel, como consejero delegado, y María, responsable de Tesorería, llevan las riendas de la firma.