Observatorio salarial

Los salarios de los empleados andaluces siguen estancados pese a la recuperación económica

Los mandos intermedios que trabajan en la región están entre los peor pagados de España

SEVILLAActualizado:

La mejora económica no se está notando apenas en la evolución de los salarios en Andalucía, que siguen en la escala inferior de la tabla autonómica. Los datos los refleja el informe sobre retribuciones elaborado por la consultora ICSA y la escuela de negocios EADA, basado en una muestra de nóminas reales.

Este estudio analiza la evolución de los sueldos medios de las tres grandes categorías: directivos, mandos intermedios y empleados. El universo que se analiza es el de los empleados por cuenta ajena en empresas privadas o públicas.

La posición de Andalucía en este mapa está siempre por debajo de la media nacional en los tres escalafones analizados. La peor situación es la de los mandos intermedios andaluces, que son los terceros que perciben los salarios más bajos en España, con 35.410 euros al año, 5.026 euros menos que la media nacional, establecida en 40.435 euros, lo que supone un 12% menos de sueldo.

Andalucía figura en la tercera posición por la cola, por delante de Castilla la Mancha y Canarias, que presentan los salarios mas bajos en esta categoría. Los mandos intermedios ocupan una posición clave en el sistema de trabajo, porque a ellos les corresponde planificar, ejecutar y controlar a los equipos. La remuneración media de este colectivo laboral en Andalucía ha crecido un 2,4% en el último año, con un aumento medio de 857 euros.

Evolución

Este observatorio salarial aporta datos para España en su conjunto desde 2007, pero no llega a esa prospección en el caso de las autonomías. Los datos regionales más remotos se remontan a 2013, uno de los años más negros de la crisis económica. En ese ejercicio el salario medio de los mandos intermedios andaluces era de 32.160 euros (3.250 menos que en 2017) y la media nacional estaba en 36.522 euros.

Por su parte, la retribución de los empleados de base andaluces se mantiene estancada en los últimos años de recuperación económica, e incluso ha perdido poder adquisitivo en el último ejercicio. Así, en 2017, el salario medio de un trabajador andaluz era de 19.690 euros, por debajo de los 19.777 de un año antes, lo que implica una caída del 0,4%. Este leve declive es llamativo si se tiene en cuenta que la economía regional crece al 3%.

Si se compara con los 22.793 euros de salario medio de los trabajadores en España, los empleados andaluces cobran 3.103 euros menos al año, lo que supone un 13% menos.

La posición de Andalucía en este caso no está tan retrasada como en el de estos mandos intermedios, ya que se sitúa por delante de seis autonomías (Cantabria, Castilla La Mancha, Murcia, Canarias, La Rioja y Extremadura). Esta última es la que presenta los sueldos más raquíticos en la categoría de empleado.

Por último, los puestos directivos andaluces son los que mantienen la posición más decorosa en el mapa regional, ya que se sitúan en la parte intermedia de la tabla. Según el informe de ICSA y EADA, la retribución media de un directivo español alcanza los 79.097 euros y se mantiene estancada con solo 222 euros más que la cifra de 2016.

En el caso de Andalucía el sueldo medio es de 74.936, casi cinco puntos por debajo del promedio nacional. Sin embargo, los puestos más altos del staff en las empresas andaluzas perciben salarios más elevados que los de sus homólogos de otras nueve autonomías, incluidos los de Baleares, Murcia oGalicia.

Esta escala profesional es la única que ha perdido masa salarial desde el año 2013, cuando la retribución directiva media en la comunidad autónoma alcanzaba los 76.104 euros al año. Ello supone una merma de 1.133 euros en los cinco años, equivalente a una caída del 1,5%.

En el conjunto de España, los salarios también siguen estancados pese al crecimiento económico de los últimos tres años, debido, entre otras causas, al temor que existe a que la recuperación no se consolide y a las recomendaciones de la UE. Ésta es una de las conclusiones que se desprenden de este informe, según destaca el presidente de la consultora ICSA, Ernest Poveda.