Felipe Benjumea, expresidente de Abengoa
Felipe Benjumea, expresidente de Abengoa - ABC
EMPRESA

La sentencia de Abengoa ya es firme: ni el fiscal ni la acusación han recurrido

La Audiencia Nacional ha comunicado ya a las partes que ha pasado el plazo legal para recurrir el veredicto ante el Supremo

SEVILLAActualizado:

La sentencia en la que la Audiencia Nacional absolvió a cinco miembros de la antigua cúpula de la compañía ya es firme. Ha transcurrido el plazo de recurso de la sentencia absolutoria al expresidente Felipe Benjumea, al exconsejero delegado Manuel Sánchez Ortega y a tres exconsejeros (entre ellos Antonio Fornieles). El veredicto se produjo del 12 de enero de 2018 y ninguna de las siete acusaciones ni la fiscalía han recurrido, con lo cual automáticamente es una sentencia firme y así se lo acaba de comunicar la Audiencia Nacional a las partes.

El expresidente, Felipe Benjumea, ha reiterado que «esto vuelve a confirmar que el Consejo de Administración de Abengoa actuó correctamente y de acuerdo a derecho y que la intervención del Banco Santander en la toma de decisiones de la compañía, forzando la salida del presidente, en pleno proceso de ampliación de capital, tuvo y sigue teniendo graves consecuencias para Abengoa, sus trabajadores, proveedores y accionistas».

Los tres magistrados que firman la sentencia —Ángela María Murillo, Teresa Palacios y Juan Francisco Martel—consideraron como hecho probado que el vicepresidente de Santander, Rodrigo Echenique, transmitió al consejo de administración que para participar en la ampliación de capital que debía salvar a Abengoa «se imponía como condición indispensable e inexcusable para el buen término de la operación en ciernes que el presidente ejecutivo, Felipe Benjumea, abandonara su cargo».

La sección cuarta de la Audiencia Nacional subraya que «esta novedosa imposición impidió que la suscripción del acuerdo de aseguramiento de la ampliación se efectuara el previsto día 14 de septiembre de 2015», ya que otras entidades, como HSBC, tuvieron que reevaluar su postura. A partir de ahí, recoge de forma muy minuciosa la secuencia temporal del cese de Benjumea, materializado el 23 de septiembre, en el que los consejeros Antonio Fornieles, Mercedes Gracia y Alicia Velarde cumplen escrupulosamente el procedimiento estipulado por la comisión de nombramientos.

No queda acreditado que el contrato de Felipe Benjumea —actualizado en febrero de 2015— se elaborara para favorecerlo de manera improcedente; ni que la marcha de Manuel Sánchez Ortega (unos meses antes) estuviera motivada por la mala situación económica de Abengoa; ni que el cese de Benjumea fuera fingido. Tampoco que los exconsejeros Fornieles, Gracia y Velarde actuaran de forma torticera.