La droguería-perfumería está liquidando las existencias
La droguería-perfumería está liquidando las existencias - E. F.

SEVILLALa centenaria droguería Reina de Triana se convertirá en pisos

El edificio protegido de tres plantas y azotea colinda con el mercado de abastos

SEVILLAActualizado:

Uno de los comercios de más solera en Triana, la droguería-perfumería Reina —con más de un siglo de antigüedad—, situado en un punto emblemático pegado a la plaza de abastos, dejará paso a una promoción de viviendas. Se trata del primer proyecto de Glab Consultora Empresarial, una sociedad constituida por «un grupo de amigos» con una dilata experiencia en el sector de la promoción y la construcción inmobiliaria, según destaca Jesús Garzón, uno de los cuatro socios.

Glab rehabilitará este edificio catalogado, que todavía alberga el despacho a la calle y los almacenes de la droguería de la familia Reina, que se encuentra liquidando las existencias. El proyecto prevé la construcción de siete apartamentos de un dormitorio, algunos con fisonomía de loft (un espacio diáfano sin muchas divisiones).

El proyecto se ha presentado ya en la gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento y los promotores esperan poder iniciar las obras «lo antes posible», una vez que obtengan todos los permisos municipales.

Eedificio de tres plantas y azotea colinda con la plaza de abastos
Eedificio de tres plantas y azotea colinda con la plaza de abastos- E. F.

Al tratarse de un edificio protegido, el diseño arquitectónico respeta la fachada y la primera crujía del este inmueble de tres plantas y azotea situado en el número 2 de la Calle Castilla, frente al restaurante Casa Cuesta y muy cercano al callejón de la Inquisición

Uno de sus muros colinda con el mercado de Triana, al que da una de sus ventanas, que se mantendrá tal y como está. «Nos vamos a preocupar al máximo posible de que la obra no cambie nada la fisonomía externa del edificio», señala Jesús Garzón.

Glab va a iniciar en breve la comercialización de los pisos, que se ofertarán a distintos precios, desde 190.000 euros. A partir de este primer proyecto, esta empresa sevillana está buscando otras oportunidades en el vecino barrio de Los Remedios.

Comercio tradicional

Hace más de cien años que este edificio de 200 metros cuadrados de planta ha sido droguería, con mostrador al público y una trastienda de estanterías en el local de abajo, y almacenes en los pisos altos. La familia Reina, propietaria del inmueble, ha regentado el negocio durante 80 años, pero en una etapa anterior también estuvo abierto como droguería y comercio de artículos de barro por otro dueño, explicaMiguel Luis Marín Garnacho, que ha llevado las riendas del negocio junto a su esposa en esta última etapa.

Su suegro, Manuel Rodríguez Reina, recibió el traspaso de un tío suyo hace medio siglo y desde entonces Miguel Luis Marín ha trabajado en la droguería-perfumería. A punto de cumplir los 69, se jubila después de haber conocido el esplendor del comercio de Triana, cuando la droguería surtía a todo el Aljarafe.

Droguería Reina ha resistido esta última fase de declive de un comercio tradicional ahogado por la proliferación de las cadenas de franquicias, gracias a una oferta muy surtida de primeras marcas y a una clientela fiel.

Antes que Glab, los Reina recibieron otras ofertas para comprar el edificio, que no linda con la margen del río, ya que en la trasera, que da al Paseo de la O, hay una pequeña casa de una planta. «Hace años vino un sueco de Estocolmo interesado en comprar la casa», recuerda el comerciante.

Más proyectos

Esta nueva promoción de casas en Triana se suma a otros proyectos de más envergadura, en zonas próximas, como los que se están desarrollando ya en los suelos que ocuparon los cines Astoria y Alfarería, o el hotel con encanto que la familia Arcas, dueña del bar «las Golondrinas», está construyendo en lo que fue la antigua Cerámica Montalván, otro inmueble de especial protección urbanística.