Un trabajador arrastra una carretilla en la planta de montaje final del A400M en Sevilla
Un trabajador arrastra una carretilla en la planta de montaje final del A400M en Sevilla - RAÚL DOBLADO
El ajuste del avión A400M

Trabajadores de Airbus en Sevilla: «Podría haber sido peor, hay muchos rumores»

La plantilla espera que no haya despidos por la ralentización en la fabricación del A400M

SEVILLAActualizado:

Las noticias que han llegado desde Toulouse han puesto en guardia a los trabajadores de Airbus en Sevilla, que expresaron que la situación les «preocupa».

Las plantillas están ahora pendientes de que se convoque al comité inter-empresa, primero a escala europea y después en España, para conocer en detalle el verdadero impacto laboral de la ralentización en la producción del A400M.

La sensación en la factoría San Pablo «es agridulce», según ha manifestado Juan Rojo, representante de UGT en el comité de empresa. «Respiramos con más tranquilidad. Pensábamos que podía ser aún peor porque hay mucha rumurología», confiesa.

En las instalciones de Airbus cercanas al aeropuerto de San Pablo, entre ellas, la Línea de Montaje Final del A400M, trabajan alrededor de mil personas, según indica Rojo.

La plantilla mantiene la calma puesto que considera que, «gracias a nuevas cargas de trabajo con productos propios, se está manteniendo el ritmo de producción y hay estabilidad», señala este portavoz.

«Vamos a reclamar que la pérdida de producción se compense con trabajo en otros programas de aviación civil, como el A350 o el A320, que son los aviones que se venden», avanzó Manuel Jiménez, secretario general de la Federación de Industria de UGT en Andalucía.