Los privilegios de ser aforado
El Congreso durante un pleno el pasado mes de junio - Jaime garcía

Los privilegios de ser aforado

En España existen cerca de 10.000 aforados. El presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, ha sugerido al Gobierno que plantee otras alternativas por considerarlos «excesivos»

Actualizado:

En España existen cerca de 10.000 aforados. El presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, ha sugerido al Gobierno que plantee otras alternativas por considerarlos «excesivos»

1234567
  1. ¿Quiénes son?

    El Congreso durante un pleno el pasado mes de junio
    El Congreso durante un pleno el pasado mes de junio - Jaime garcía

    En España existen cerca de 10.000 aforados pero, ¿quiénes son? ¿De dónde vienen? ¿Adónde van? ¿Por qué existen? Se considera aforada a aquella persona que, por razón de su cargo, no puede ser juzgada por el mismo tribunal que correspondería a cualquier otro ciudadano.

    Los aforados de carácter político giran en torno a 2.ooo. A nivel nacional, poseen este privilegio el presidente del Gobierno y sus ministros, los presidentes de Congreso y Senado, y todos los diputados de las Cortes. En el hipotético caso de ser juzgados, sería el Tribunal Supremo quien se ocupase.

    En cuanto a las autonomías, los presidentes de las Comunidades y sus consejeros, y los presidentes de los hemiciclos junto con sus parlamentarios también forman parte de este grupo.

    Además, hay que añadir al presidente del Tribunal de Cuentas y sus consejeros, y al presidente del Consejo de Estado y sus integrantes. Por último, el Defensor del Pueblo también es aforado.

    Los 8.000 restantes obtienen la prerrogativa en razón de ostentar el cargo de juez, magistrado o fiscal.

  2. ¿Por qué existe?

    Reunión del presidente del CGPJ y sus vocales
    Reunión del presidente del CGPJ y sus vocales - Jaime garcía

    La labor protectora del aforamiento responde a dos cuestiones. En primer lugar, permite proteger a la justicia de posibles maniobras políticas o de presiones externas.

    Por otro lado, con este privilegio se consigue que las labores de los cargos públicos no puedan verse entorpecidas por querellas interesadas planteadas con ese único objetivo.

    El Tribunal Constitucional, en su sentencia 22/1997, justifica esta figura como una necesidad para proteger a los cargos políticos del uso equivocado de querellas que pretendan confundir la responsabilidad política con la penal.

  3. ¿Dónde están los límites?

    El Tribunal Supremo durante la vista celebrada para revisar la condena al presidente de la Diputación valenciana, Carlos Fabra
    El Tribunal Supremo durante la vista celebrada para revisar la condena al presidente de la Diputación valenciana, Carlos Fabra - EFE

    El aforamiento tiene un límite temporal que va unido a la permanencia en el cargo. Un persona dejará de ser aforada en el momento en el que abandone su puesto, aunque la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial prevé que se extienda más allá del cargo, algo que ha sido criticado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

    No existe un límite en cuanto al tipo de delitos cometidos. El aforado podrá acogerse a su privilegio en todo momento, independientemente de que cometa la infracción durante el ejercicio de su cargo o no. Sin embargo, si el aforado en cuestión fuera detenido mientras comete el delito, sí que podría ser detenido.

  4. ¿Se puede renunciar al aforamiento?

    Algunos escaños vacíos en el Congreso de los Diputados
    Algunos escaños vacíos en el Congreso de los Diputados - CHEMA BARROSO

    No es posible renunciar al aforamiento sin haber abandonado antes el escaño, magistratura o puesto que lo proporciona. La ley de Enjuiciamiento Criminal lo impide.

    Son muchos los casos en los que varios políticos han querido renunciar a su privilegio en forma de maniobra propagandística aun sabiendo que la justicia lo impide sin haber renunciado antes al cargo o circunstancia que motiva ese aforamiento.

  5. ¿Todo son privilegios?

    Pasillos del Tribunal Supremo durante una jornada de puertas abiertas
    Pasillos del Tribunal Supremo durante una jornada de puertas abiertas - isabel permuy

    Ser aforado supone la pérdida de la posibilidad de apelar la sentencia emitida. Los poseedores de este privilegio, a diferencia de los ciudadanos corrientes, serán juzgados por el Tribunal Supremo, sin pasar por aquellos de primera instancia.

    Las sentencias del Supremo son firmes, por lo que los aforados pierden, de esta manera, la posibilidad de recurrir el fallo que les atañe a diferencia de cualquier otro justiciable.

  6. El Gobierno dispuesto a reducir el número de aforados

    El presidente del Gobierno al inicio del último Comité Ejecutivo Nacional
    El presidente del Gobierno al inicio del último Comité Ejecutivo Nacional - EFE

    En el último Comité Ejecutivo, Mariano Rajoy se mostró dispuesto a estudiar la reducción del número de aforados que, en estos momentos, ronda los 10.000.

    El presidente del Gobierno también explicó que este será uno de los asuntos a tratar en la escuela de verano del PP, que se celebrará los días 10,11 y 12 de julio.

  7. La postura del Consejo General del Poder Judicial

    El presidente del CGPJ y del TS, Carlos Lesmes, durante la firma del convenio por la transparencia
    El presidente del CGPJ y del TS, Carlos Lesmes, durante la firma del convenio por la transparencia - EFE

    El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, afirma que le parece «excesivo» el número de aforados que existe en España.

    Además, sugiere al Gobierno que plantee otras alternativas a este privilegio que permite a los poseedores de este fuero ser juzgados por el Tribunal Supremo sin pasar por los tribunales de primera instancia.

    A pesar de reconocer el «excesivo» número de aforados, explica que «es un mecanismo necesario frente a determinadas querellas que carecen de todo fundamento y que tienen como objetivo perturbar un actividad pública».