Infanta Cristina El tribunal concluye que la Infanta no participó en la gestión de Aizoon

La sentencia considera que no existe ni una sola prueba que apoye la acusación de Manos Limpias contra Doña Cristina

La Infanta Cristina, en una imagen de archivo - EFE

La sentencia del juicio del caso Nóos argumenta con detalle los motivos por los que se exculpa a la Infanta del delito de cooperadora necesaria que le atribuía Manos Limpias en relación a los dos delitos fiscales cometidos por su marido, Iñaki Urdangarín, en 2007 y 2008 a través de Aizoon, la mercantil cuya titularidad compartía el matrimonio. El tribunal considera a Doña Cristina sólo responsable civil a título lucrativo de las irregularidades tributarias cometidas por su esposo, imponiéndole una multa de 265.088 euros.

[Consulte aquí la sentencia]

«Del acopio probatorio practicado no resulta hecho alguno acreditado que permita adverar la participación de Doña Cristina de Borbón y Grecia en el hecho ilícito cometido», señala el fallo, que recuerda que durante la vista oral ninguno de los testigos atribuyó a la Infanta «intervención alguna en la gestión de la mercantil ni actuación de la que pudiera inferirse que de un modo u otro influyera en la toma de decisiones».

El fallo también indica que Doña Cristina no fue utilizada como «escudo fiscal» cuando se constituyó Aizoon. Esa aseveración había sido hecha durante la fase de instrucción por el notario Carlos Maciá, quien durante el juicio matizó lo señalado con anterioridad. La citada referencia a la Infanta como supuesto «escudo fiscal» había sido determinante en su momento para que el juez José Castro decidiera finalmente imputar a la esposa de Urdangarín en el caso Nóos.

El tribunal añade, por otra parte, que «los clientes y proveedores de los distintos proyectos no aluden a la participación de la Infanta en ninguno de los proyectos ni contrataciones realizadas».

«En su consecuencia, el resultado de la prueba plenaria no permite a la Sala alcanzar la convicción de que Doña Cristina de Borbón y Grecia coadyuvara en modo alguno a la realización del hecho típico ni, tampoco, que asumiera la condición de administrador de hecho de la mercantil», concluye el escrito en relación a la Infanta. En idéntico sentido se pronuncia la sentencia con respecto a la esposa de Diego Torres, Ana María Tejeiro, que deberá abonar una sanción de 344.934 euros.

La sentencia condena en sus conclusiones al sindicato Manos Limpias a abonar el 50 por ciento de las costas del juicio causadas a Tejeiro, así como el total de las costas del juicio causadas a Doña Cristina.

El abogado de la Infanta, Miquel Roca, ha asegurado, tras conocer la sentencia, que sentía satisfacción, porque la Infanta «ha sido absuelta con todos los pronunciamientos favorables». En ese contexto, ha añadido que «sería un buen momento para que algunos que han manifestado un escaso respeto por la presunción de inocencia, aprovecharan para rectificar». Asimismo, ha asegurado que Doña Cristina considera «injusta» la condena a su marido y sigue creyendo en su inocencia. Roca ha valorado la sentencia como «histórica», porque a su juicio demuestra que «todos somos iguales ante la ley».

Toda la actualidad en portada
publicidad