España

Brihuega, potencia mundial del cultivo de lavanda en plena Alcarria

Con una plantación de unas 1.000 hectáreas, representa el 10% de la producción del mundo

Cultivos de lavanda en el municipio de Brihuega, en la Alcarria guadalajareña
Cultivos de lavanda en el municipio de Brihuega, en la Alcarria guadalajareña - Festival Lavanda
M. CEBRIÁN Toledo - Actualizado: Guardado en: España

El calor lleva instalado en la Península Ibérica hace unas semanas y con él llega la cosecha de una de las flores más aromáticas que crecen en España. Con unas 1.000 hectáreas de plantación, que representan aproximadamente el 10% de la producción mundial, la localidad guadalajareña Brihuega, en pleno corazón de la Alcarria y a escasos 45 minutos de Madrid, se ha convertido en uno de los más grandes productores de lavanda.

Cada mes de julio, los campos de este bello pueblo se visten de morado e impregnan el aire con el aroma de esta flor mediterránea. Es el momento de la cosecha. Con toda la delicadeza del mundo, millones de flores serán recogidas y pasarán por el alambique para extraer su esencia y formar parte de los perfumes más elegantes del mundo. Atrás queda un año de mimos y cuidados adquiridos durante más de 75 años de experiencia y sabiduría.

Y es que, hace ya mucho tiempo, Brihuega era un pueblo de la Alcarria de ganaderos y agricultores con un pequeño toque industrial, por ser sede de la Real Fábrica de Paños, activa y en producción hasta después de la guerra civil española. Luego todo comenzó a decaer y la gente, a marcharse. Fue entonces cuando Andrés Corral, un agricultor de tercera generación de la zona, hizo una escapada a Francia, concretamente a la Provenza, y allí descubrió los campos de lavanda y sus enormes posibilidades.

Andrés Corral comprendió que esta planta era la idónea para cultivarse en su pueblo, pues reunía las características perfectas para que se diera bien y hace casi 30 años que dio el paso, convenciendo a sus tres hermanos y a un perfumista, Emilio Valero, nariz de Loewe, altamente considerado en el mundo de los perfume. Todos ellos se lanzaron juntos a la aventura dedicando nada menos que 600 hectáreas (hoy ya son mil) al cultivo de lavanda y lavandina, construyendo también una planta destiladora de la esencia de la lavanda que produce nada menos que el 10% de la producción mundial y que está considerada como la mejor equipada de Europa.

Constituyeron entre todos una sociedad, Intercova Aromática, que da trabajo a unos 200 agricultores de la comarca. Se cultivan dos variedades: 250 hectáreas de lavanda apta para alta perfumería, cosmética, medicina y restauración, y otras 700 hectáreas de lavandina para decoración y perfumería. Millones de flores recogidas con toda delicadeza pasan por los alambiques, que tienen una capacidad para 2.000 kilogramos diarios de esencia.

«El resultado ha sido una revitalización de esta región que estaba comenzando a entrar en depresión», señala el alcalde Luis Manuel Viejo. Por ello, esta iniciativa recibió el año pasado el premio al trabajo y al mejor proyecto de innovación, sostenibilidad y responsabilidad civil corporativa de la Academia de Perfumería, al fomentar y potenciar el turismo en la comarca y transmitir su cultura más propia.

Festival de la Lavanda

Brihuega homenajea de manera única a esta emblemática planta con el Festival de la Lavanda, organizado por Intercova Aromáticas. El evento cumple seis ediciones este año y se afianza en el panorama festivo español, ofreciendo una irrepetible experiencia emocional y sensorial en medio de la naturaleza. Vestidos de blanco, los asistentes se dejan llevar por el embriagador aroma de la lavanda, los campos morados, la puesta de sol y la música.

Esta sexta edición, que se celebra el sábado 15 de julio a las 21.00 horas, contará con el gran cantaor Diego el Cigala, que estará acompañado al piano por Jaime Calabuch «Jumitus». Según informan desde la organización del festival, será un «espectáculo profundamente íntimo, más cercano que nunca». En el concierto, con un coste de 49 euros (más gastos de gestión), el artista flamenco ofrecerá un repaso por sus grandes canciones desde la zambra, al tango o al bolero. Música y perfume de lavanda, una mezcla embriagadora.

Toda la actualidad en portada

comentarios