Gente&Estilo

Álex González, en las distancias cortas: así fue el rodaje de su anuncio para El Corte Inglés

ABC se cuela en la grabación del spot para la campaña primavera-verano de Emidio Tucci que protagoniza el actor

Álex González, en el set instalado en la playa para el rodaje del anuncio
Álex González, en el set instalado en la playa para el rodaje del anuncio - MANUEL FIESTAS
JAVIER ESCARTÍN Tarragona - Actualizado: Guardado en: Gente&Estilo

Fría madrugada en el Delta del Ebro. Pese a la buena previsión meteorológica, el viento azota con cierta violencia los cañaverales y el mar ruge con fuerza. Son las cinco de la mañana y todavía queda algo más de un par de horas para que el sol se abra paso entre la oscuridad. Sin embargo, no hay tiempo que perder. Un equipo formado por más de cuarenta personas llega hasta la playa para comenzar un rodaje muy esperado. Una fila de caravanas estaciona muy cerca de la arena y los técnicos comienzan a descargar cámaras, pantallas, trípodes, maletas de trabajo repletas de baterías y la infraestructura necesaria para montar un sencillo set en tiempo récord. Parece el rodaje de una película y, en cierta manera, no caemos en ningún error.

El anuncio de la campaña primavera - verano para la marca de ropa de hombre Emidio Tucci, de El Corte Inglés, tiene a su propia estrella del cine. Álex González («El Príncipe», «Alacrán enamorado») también ha madrugado e intenta cubrirse del frío de la mejor manera posible. Por delante, le queda un duro día de grabación en el bello paisaje del Delta. «Apenas he dormido por culpa del jet lag», comenta al equipo que comienza a maquillarlo. Acaba de llegar de Los Angeles, donde ha decidido mudarse para probar suerte en Hollywood, y en apenas unas horas tiene previsto regresar. Sabe, sin embargo, que esta era una ocasión que no podía dejar escapar: ser la imagen de una de las campañas más mediáticas del mundo de la moda en España. «Para mí, es todo un orgullo. Como hombre, sé que Emidio Tucci es un referente en la moda masculina y admiro a los anteriores embajadores que han prestado su imagen para esta firma. Entrar en este particular olimpo es muy gratificamente para mí», confiesa a ABC. Álex ya protagonizó la última campaña de invierno, rodado en el centro de exposiciones y congresos de Ávila, aunque ahora el reto será mayor. Pronto lo va a advertir.

Los directores creativos concretan los planos y cierran el procedimiento de trabajo según el storyboard que se aprobó en Madrid escasos días antes. El equipo se cubre con plásticos de calor y el café caliente es un regalo para el estómago. Cuando el sol comienza a romper la noche, todo el mundo ya está preparado para empezar a rodar. Álex González sale a escena y pasea por la playa. Viste un traje azulón de lana fría con corbata y disimula el frío como puede, pero las imágenes que recoge la cámara son envolventes. «Es una gran profesional, hace el trabajo muy fácil», dice Cristina Martín, responsable de marketing del área de moda masculina de El Corte Inglés. El amanecer imponente del Delta del Ebro hace el resto. El sol se proyecta sobre el mar y la arena incrementa su intensidad de brillo. Un ambiente calmado ayuda a transmitir una sensación de idilio a través de la cámara.

Una vez tomadas las primeras imágenes, el equipo se desplaza hasta una pequeña isleta que ha dejado la marea. Llegar hasta allí no resulta nada fácil ni para el equipo ni para Álex González, que se ve obligado a ponerse una botas de pescador para cruzar. «Pobrecillo, no le saquéis ninguna foto ahora que le hundís», dice Cristina entre risas mientras el actor se aproxima a la isleta. Pese a su difícil acceso, el resto del trabajo se hace sin problema y de una manera más rápida de lo estimado en un principio. «El tiempo es oro ahora, hay que aprovechar estos minutos de amanecer todo lo que podamos», dicen desde el equipo.

Con el sol, el frío se va disipando y el día comienza a ser agradable. El mar deja de ser una sombra para impresionar con su inmensidad y el sonido de las olas invita a relajarse y a disfrutar de la jornada. Sin embargo, queda todavía mucho trabajo pendiente. Un dron se alza al cielo y emprende vuelo sobre parte del Delta. Va a grabar imágenes de recursos que tendrán una gran utilidad a la hora del montaje. «Es muy habitual que en los rodajes se usen drones para imágenes aéreas. Forman parte ya de lo cotidiano», insiste José María Cañas, director creativo de la campaña. Los estilistas ultiman los trajes que Álex González va a lucir en el set que el equipo ha preparado dentro de la playa. Tienen que quedar perfectos, bien planchados, con brillo. No se permite ni una sola arruga. «Esto es un trabajo de equipo. Como una familia que se apoya. Es la única manera de que todo salga bien», asegura José María. «Si falla uno, cae todo».

Un dron graba planos aéreos que se incluirán en el montaje final del anuncio
Un dron graba planos aéreos que se incluirán en el montaje final del anuncio- MANUEL FIESTAS

La meteorología ha jugado también un papel fundamental en la intrahistoria de este rodaje. En un principio, la grabación se iba a realizar en los hermosos parajes de Zahara de los Atunes, en Cádiz, pero la previsión anunciaba un fuerte temporal para ese mismo día de trabajo. «Y todo esto cinco días antes, con todo ya preparado para irnos al sur. Así que el equipo de producción buscó una alternativa rápida y pensamos que sería idóneo rodar aquí, en el Delta del Ebro», afirma a ABC Jesús Higuero, director de producción de El Corte Inglés. «No te puedes imaginar el trabajo que lleva cambiar toda una planificación en horas, pero forma parte de nuestro día a día. Hoy, hasta una costurera seguía pensando que nos íbamos a Cádiz y, cuando hemos llegado aquí, no entendía nada». «¿Y nunca estuvo la opción de aplazar el rodaje?», preguntamos. «No. El actor tiene una agenda muy complicada y hay un equipo contratatado para hacer la grabación hoy. Puede surgir cualquier inconveniente, pero aplazar algo nunca está entre nuestras soluciones», responde con rotundidad el responsable de más de trescientas campañas a sus espaldas.

Al mediodía, el equipo evita las horas de más luz grabando planos en el set de rodaje que se ha instalado en la playa. Álex González viene y va de su caravana convertida en camerino luciendo distintos trajes. Cada vez que sale de la arena, le tienen que limpiar los zapatos. Los estilistas comprueban que todo está perfecto y los directores de la campaña estudian cada plano a través de una pantalla instalada a apenas unos metros. Álex mira a la cámara, gira sobre sí mismo, pasa su mano por el suave tacto de los trajes que luce, pero también tiene tiempo entre toma y toma para dialogar con los cámaras y favorecer al ambiente distendido que reina en el rodaje. «Le sientan fenomenal los trajes», concluye Cristina. Entre el equipo, otro joven trajeado capta nuestra atención. No es actor ni sale en la televisión, pero los estilistas también se preocupan por asegurarse de que su vestimenta está perfecta. El chico se llama Iván Martín y es un vendedor de «El Corte Inglés» que hoy ejerce las funciones de doble de Álex González. «Mientras Álex se cambia o vuelve a maquillarse, el equipo no puede estar parado. Por eso recurrimos a él para grabar imágenes de detalle o en la lejanía y, así, aprovechamos todo el tiempo del que disponemos», señala José María. Efectivamente, cuando Álex se marcha a cambiarse, Iván ocupa su lugar en el set para grabar planos cortos de sus trajes o para la exhibición de los accesorios de la marca. Demuestra menos experiencia posando, pero obedece sin reparos a todas las indicaciones que le marca la dirección. Minutos después, Álex regresa al set luciendo una camisa blanca y una americana de lino. ABC pregunta al famoso actor cuál cree que es su mejor perfil. Él, tímido, responde: «La verdad es que no lo sé. Con la nariz que tengo...».

Vista del set de rodaje instalado en la playa y del equipo que ha rodado el anuncio
Vista del set de rodaje instalado en la playa y del equipo que ha rodado el anuncio- M. FIESTAS

A eso de las tres, el equipo para a comer en un improvisado pic-nic con excepcionales vistas al mar. Unos pocos curiosos que paseaban por la zona se acercan para descubrir el motivo de tanto alboroto y un par de niñas cuchichean entre risas nerviosas. «¿Ese de ahí no es Álex González?». Queda todavía el trabajo para la tarde, cuando el actor paseará entre las dunas. De nuevo, el equipo esperará a que atardezca para conseguir las mejores tomas. «Aquí, el atardecer también es impresionante», señala el director, José María Cañas, aliviado al comprobar que ya buena parte del trabajo está hecho.

Falta, sin embargo, una tarea muy complicada: la postproducción. Montar todos los planos, seleccionar los recursos, añadir la música... En definitiva, hacer una pequeña obra de arte con todo el material disponible. «Queremos crear alegorías con elementos de la naturaleza que expresen y refuercen los valores y características de Emidio Tucci. El carácter, el atractivo y la elegancia de Alex González frente a la libertad, la grandeza y la belleza de la naturaleza», resume José María. Sin embargo, ya todo este delicado trabajo tendrá que hacerse en Madrid. Lejos del mar y de la belleza de un paraje que, durante un día, ha sido escenario de un rodaje... de película.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios