La carísima rutina de belleza de Victoria Beckham (1.137 euros) no lo es tanto

La revista «People» ha estimado su rutina de belleza en 1.635 dólares (1.317 euros) y todo el mundo se ha llevado las manos a la cabeza. Pero, aunque en titulares pueda parecerlo, la cifra no es tan disparatada

Actualizado:

La revista «People» ha estimado la rutina de belleza de Victoria Beckham en 1.635 dólares (1.317 euros). Y todo el mundo se ha llevado las manos a la cabeza. Pero, aunque en titulares pueda parecerlo, la cifra no es (tan) disparatada. Antes de que todas las manos de los lectores de ABC se echen esta vez a mi cabeza, lo aclaro. Es mucho dinero, no lo cuestiono, pero no más de lo que se gasta una mujer con una profesión bien pagada en España, de las que consumen habitualmente cosmética de gama media-alta. ¡Y no olvidemos que la lista de Victoria, incluye hasta la pasta de dientes!

Para muestra este botón. Siguiendo la lista de la rutina beauty que ha declarado mantener la mujer de David Beckham, en ABC hemos hecha otra «compra» paralela, con productos de firmas similares que se pueden encontrar en España (casi ninguno de los de la lista Beckham se puede comprar en nuestro país) y sin traspasar en absoluto la frontera prohibida de las cremas denominadas Premiun (más de 600 euros), nuestra cesta ha ascendido a 2.260 euros. Casi mil euros más que la de la flamante mujer de David Beckham. Y sin pestañear (demasiado).

-El Gel Limpiador Lancer Skincare's Method Polish (60 euros), firma que no puede adquirir en nuestro país, se podría sustituir por el Gel Balm Cleanser de Eve Lom, el que utiliza Sharon Stone, y el considerado por la revista Vogue proclamó como «la mejor limpiadora del mundo» (55 euros). Aunque es más barato, hay que sumarle las toallitas que se recomiendan para acompañarla, Muslin Clothes (20 euros), que retiraran la suciedad con doble eficacia. Esto aumentaría en 15 euros a la cifra de la mujer del ex futbolista inglés.

-Las mascarillas hidratantes de Sarah Chapman (48 euros) son una maravilla. Se llaman Instant Miracle Mask, y no hacen milagros, pero nos hace sentirnos como si estuviéramos en el séptimo cielo. Pero como tampoco se venden en España, las cambiamos por Gold Booster Mask Q77+, unas mascarillas con oro de 24k que juegan en la misma liga, y nos gastamos más del doble: 120 uros.

-Las toallitas desmaquillantes de Bioderma que utiliza no son ni mucho menos las más caras (7 euros), pero las canjeamos por las toallitas faciales exfoliantes de perfumerías Júlia, porque además de limpiar, exfolian la piel, que en la rutina de la modelo echamos en falta un exfoliante. Con esto, nos estamos gastando más del doble (15 euros).

- En cuanto a la Loción Hidratante de La Mer que se aplica a diario (209 euros) no es, ni mucho menos, la más cara de la firma. La Infusión Geneissance, que como su propio nombre indica quiere decir «renacer» de la piel, cuesta 340 euros. Es peor para el bolsillo, pero mejor para la piel.

- El Activador de Colágeno de Sarah Chapman (265 euros) es barato si se tiene en cuenta que Diamond Life Infusion de Natura Bissé casi dobla la cifra (423 euros) y tiene la misma misión: despertar el colágeno que tenemos adormilado en el interior de nuestra piel. La diferencia es este suero tiene además nano-partículas de diamante (una estrategia usada ya en el campo de la medicina) que hacen de «vehículo» de los activos, y la efectividad es como su precio, el doble de buena. Sus estudios aseguran que rejuvenece la piel un promedio de 3,9 años, y por quitarse esos años de la piel, Victoria (y muchas mujeres) estarían muy dispuestas a pagar una suma tan elevada. Por eso la incluimos en nuestra cesta.

Hasta ahora, en el cuidado de la piel, en ABC nos hemos gastado alrededor de 950 euros. Casi 400 euros más que la «Posh Spice». Si nos adentramos en su bolsa de maquillaje, la cifra que sale de su cartera asciende a 400 euros, entre labiales, correctores y polvos. En nuestra selección, ésta aumenta en 300 euros. Sus básicos son:

- La crema con protección de Sarah Chapman (55 euros) es una maravilla, pero como ya hemos visto que no se encuentra en España, la cambiamos sin perder eficacia por el recién llegado Soleil Tinted Moisturizer Broad Spectrum SPF 30 de Tom Ford (75 euros), un producto hidrante y protector que añade el plus de que tiene un color muy favorecedor.

- El mismo papel que su crema iluminadora Morning Aura de Estée Lauder VB (75 euros) con micro-perlas que crean una luz instantánea, lo hace Lierac Luminescence Crema Iluminadora Correctora de Tono (50 euros), otra loción mágica, con partículas irisadas que devuelve la luminosidad a la tez. En este caso, ahorramos 25 euros.

- La Base de Maquillaje de Burberry (46 euros) y el Corrector la misma firma (35 euros) que utiliza nuestra protagonista tampoco son fáciles de encontrar en nuestro país. Los sustituimos por otros productos que compraría el mismo perfil de consumidores como la Base de Maquillaje La Prairie Cellular (81 euros) y Skin Caviar Concealer Foundation SPF15 (197 euros).

- Los Polvos compactos de Estée Lauder de la colección VB (71 euros) tampoco están disponibles y cambiándolos por por La Mer The Sheer Pressed Powder (75 euros), solo encarecemos la cesta en 4 euros.

- Su colorete de Estée Lauder VB (50 euros) se podría cambiar por The Sheer Cheek Duo de Tom Ford (75 euros), con dos tonalidades, una para proporcionar color y la otra para reflejar luz, que pueden utilizarse juntas o por separado.

- El lápiz de ojos kajal de Estée Lauder VB (25 euros) tiene el mejor sustituto en Roll’Ink de Guerlain (32 euros), con un nuevo formato de aplicador de bola que es una delicia para deslizar el trazo sobre la piel.

- Su bálsamo labial favorito es el gloss Aura de Estée Lauder (42 euros), también de su propia colección, con un tono ligeramente dorado que puede aplicar también para iluminar las mejillas y los párpados. Si lo remplazamos por Rouge Coco Gloss Melted Honey de Chanel, en el mismo tono dorado, volvemos a rebajar el precio (31 euros).

En el capítulo del cuerpo, la inversión de la diseñadora de moda inglesa es mínima (50 euros) y no utiliza ni anticelulíticos o exfoliantes, productos que están en la mayoría de las rutinas de mujeres que, como ella, viven de su imagen. En nuestra selección, y sin añadir ni un solo cosmético, el presupuesto sube a 140 euros.

-La loción hidratante Weleda Skin Food (10 euros) es de las más baratas (y buenas, dicho sea de paso) del mercado. Contiene aceite de girasol y extractos de pensamiento salvaje, manzanilla, caléndula, romero y naranja dulce. Pero no sería extraño que una mujer de su nivel de cuidados se gastara 51 euros en una crema de cuerpo con ingredientes naturales tambié como Nuxuriance Ultra, de Nuxe con de Flor de Azafrán y Células Vegetales de Buganvilla.

- En el baño, disfruta de su momento de relax con las Sales de Epson (9 euros), que se venden en tiendas de cosmética natural. Nuestra opción serían las Sales Exfoliantes Para el cuerpo de Vervena de L’Occitane (29 euros), más apetecibles y con el plus de su poder exfoliante.

- Su Crema de manos de Neiman Marcus (31 euros) es «made in USA» e imposible de encontrar en nuestro país. En su lugar, nos inclinamos por un producto «made in Spain», la crema antiedad Diamond Extreme Hand Cream de Natura Bissé (60 euros), que hidrata, protege de los radicales libres, es despigmentante y previene la aparición de nuevas manchas oscuras.

Para perfumarse se decanta por el perfume más floral de Byredo (150 euros), una marca nicho de fragancias muy difícil de adquirir en España (Nadia y Regia en Madrid y la Perfumería Urbieta en San Sebastián). Lo suplimos por la última de las aguas exclusivas de Guerlain, Baisier de Russie de Guerlain (230 euros), otra fragancia floral frutal que estará en nuestras perfumerías a partir de este mes de marzo.

Y sabemos hasta la pasta de dientes que emplea: Mentadent SR (3 euros). En nuestras farmacias compraríamos Yotuel Snowmint, que además elimina manchas y tinciones de la superficie, y es el dentífrico con menos abrasividad del mercado (14 euros).

Terminamos con el capítulo del pelo, en el que sus elegidos son el champú protector del color de Oribe (43 euros) y un acondicionador (51 euros) de la misma gama, que según confiesa la mujer de Beckham, «huelen increíble». Volvemos al problema de encontrarlos dentro de nuestras fronteras, y nuestro plan B son Color Lustre Shampoo (38 euros) y Color Lustre Conditioner (48 euros) de Shu uemura, que protegen asimismo contra la oxidación y la decoloración, y también huelen de maravilla.

La suma resultante de nuestra selección pone los pelos de punta. Y deja temblando la economía de cualquiera. Pero queridos lectores, podríamos apostar que habrá más de una mujer a la que no le resulte tan desconocida.