Cabello sano y perfecto en cuatro pasos

  • Belleza
  • HACE 1 año, 9 meses

Pequeñas acciones y cuidados que pueden marcar la diferencia definitiva en tu melena este verano

A estas alturas todos sabemos que los rayos del sol, además de a la piel, también afectan al cabello. Pero no solo el sol. También las intensas jornadas de trabajo -que apenas nos dejan tiempo para un rápido secado- los cambios de temperaturas causados por los aires acondicionados, el abuso de horquillas y gomas para sujetar el pelo, los tirones que a veces son inevitables cuando desenredamos… Nuestro propio estrés en general y el ritmo frenético con el que vivimos afecta a nuestro cabello. Pero esto es fácil de remediar, con un poquito de fuerza de voluntad y siguiendo estos consejos.

Cuidar y recortar las puntas cada varios meses
  1. Las puntas, a raya: ahora que vuelven a estar de moda las melenas extra largas, hay que recordar que para conseguirlas también es necesario cortar las puntas de vez en cuando. Un pelo largo, si tiene mal aspecto, puede destrozar tu imagen. Las melenas a lo Rapunzel son bonitas cuando el pelo está cuidado y las puntas no parecen tener vida propia. Esto también vale para las medias melenas o el cabello corto. Una visita cada tres o cuatro meses a la peluquería para repasar las puntas es más que aconsejable; y esencial antes y después de la temporada veraniega de sol y playa. También es buena idea utilizar un sérum de forma habitual después de cada lavado. Recuerda que cuanto más sanas sean tus puntas, más rápido y fuerte crecerá tu cabello.Cuidado con los tintes y sus componentes
  2. Cuidado con los tintes: un color natural de cabello siempre te dará un aspecto más fresco y juvenil que si abusas de mechas y tintes. Hay que tener mucho cuidado con la selección de estos productos y ponerte siempre en manos de un profesional que te aconseje lo más apropiado para tí, tanto en lo estético como en la calidad del producto, sin dejarte llevar necesariamente por modas y tendencias. No hay que olvidar que al fin y al cabo, por muy bonito que sea el envoltorio, nos estamos aplicando un producto químico. Si tienes muchas canas y suficiente personalidad, ¡atrévete a lucirlas y marca la diferencia!
  3. No te olvides del acondicionador
  4. El acondicionador, imprescindible: tan importante es utilizar un buen champú, como un buen acondicionador. No te dejes llevar por las prisas, porque llegas tarde al trabajo o a una cita. Igual que empleas tu tiempo en revisar mensajes del móvil, dedícale unos minutos a la crema suavizante y, al menos una vez a la semana, una mascarilla. El desenredado, la textura suelta y sedosa y la hidratación de tu cabello te lo agradecerán y se reflejarán en su aspecto, que será mucho más sano y bonito. En la playa o la piscina, no olvides echar en el bolso un acondicionador en spray y un peine de púas largas, para desenredar de vez en cuando antes y después de bañarte. Son pequeñas acciones que pueden ayudar mucho. Darle una tregua al secador de vez en cuando y dejar que tu pelo se seque al aire, también puede ser una buena idea para cuidarlo.Sombreros, gorros y pañuelos son recomendables para proteger el cabello del sol
  5. Protección al máximo: llega el buen tiempo y con éste, los rayos del sol con los que deseamos broncearnos. Tu cabello también sufre las consecuencias de los ultravioletas: se reseca, se apaga, se rompe y pierde vitalidad. Usar gorras, pañuelos y sombreros es una obviedad, porque tu cabeza y la piel de tu rostro también necesitan alejarse del sol sí o sí. Pero además, es bueno utilizarlo también para proteger el pelo. El cloro de la piscina, los recogidos improvisados cuando salimos del agua con el pelo húmedo, los secadores y alisadores en exceso… todo ello contribuye a estropear el pelo. Si no haces nada para compensarlo… En el mercado existen muchos filtros solares de fácil aplicación con spray que minimizan los efectos del sol.
Lola Rodríguez

Lola Rodríguez

Redacción Bulevar Sur

Más en Belleza