Claves de maquillaje para pieles maduras

  • Belleza
  • HACE 5 meses, 21 días
Claves de maquillaje para pieles maduras

La presencia de arrugas y signos de la edad en el rostro complica a veces la aplicación de un maquillaje favorecedor. Aprende a realzar los rasgos de la mujer madura con estas claves

Sacar partido a nuestro rostro a partir de los 40 o de los 50 es posible, aunque debemos tener en cuenta que no podremos valernos de los mismos trucos que en el maquillaje para pieles jóvenes. Aprende los trucos necesarios para disimular arrugas naturalmente, atenuar problemas de flacidez, levantar la mirada o iluminar el rostro con esta pequeña guía de claves de maquillaje para pieles maduras.

Hidratación: en las pieles maduras se hace más necesaria que nunca. Lo ideal es dejar el tiempo suficiente para que la crema hidratante se asiente correctamente en la tez antes de aplicar la base de maquillaje. Si lo deseamos, podemos recurrir después a un «primer» que prolongue la duración del maquillaje.

Base de maquillaje: funcionará mejor cuanto más ligera sea, ya que proporcionará naturalidad y frescura al rostro. Cuanto más carguemos de producto el rostro, más envejeceremos la tez.

Bolsas: para atenuar bolsas bajo los ojos, se aplica el mismo tono de maquillaje del resto del rostro y, a continuación se marca la línea bajo la bolsa con un corrector uno o dos tonos más claro para atenuar y restar volumen a la misma. Si caemos en el error de aplicar el corrector claro sobre la bolsa, estaremos aumentando su visibilidad. En el caso de ojeras azuladas o verdes, así como de rojeces alrededor de los ojos, será necesario recurrir a los precorrectores de color.

Corregir arrugas profundas: con el mismo corrector en uno o dos tonos mças claros, atenuamos las arrugas contorno de la nariz, las que suelen aparecer sobre el labio superior (código de barras) o sobre el mentón. La forma de hacerlo es aplicando pequeños puntos con un corrector fluido y difuminando después con la yema de los dedos.

Contorno: el maquillaje de contorno es esencial en estos casos para marcar los volúmenes que se han ido desdibujando con el paso de los años, como por ejemplo, los pómulos. También es muy útil para disimular problemas como el doble mentón. Así, aplicamos un toque de contorno en el corte natural de nuestra barbilla y lo fundimos bien con la base para crear ese efecto de disminución.

Levantar el ojo con sombras: lo ideal es aplicar el color sobre los ojos de forma que con el tono de sombra más oscuro ocultemos el pliegue descendente del párpado. Para ello nos concentraremos en la «V» externa del párpado móvil trazando una línea imaginaria ascendente que tienda al final de la ceja y difuminaremos bien la transición. Es importante evitar las sombras de ojos brillantes, ya que acentúan las arrugas alrededor de los ojos.

Delineado invisible y difuminado: el momento de aplicar el eyeliner es uno de los más delicados en el maquillaje de pieles maduras, ya que las arrugas del párpado suelen complicar bastante la tarea, dejando un resultado desigual y poco favorecedor. Lo ideal es utilizar productos cremosos en lugar de rotuladores o geles, y difuminar bien el acabado con pinceles o bastoncillos de algodón, de forma que el ojo quede enmarcado sutilmente. Una buena idea es aplicar el delineado tipo «tighlining», entre las pestañas o justo a ras de estas.

Iluminar la mirada: conseguiremos levantar la mirada aplicando una sombra iluminada (basta con que sea un tono claro) bajo la mitad externa de la ceja. También podemos aplicar un punto de luz en el lagrimal con el mismo tono.

Abrir la mirada: la máscara de pestañas nos permitirá obtener una mirada más despierta. Para ello, conviene marcar bien las pestañas desde la raíz y evitar la línea inferior para rasgar más el ojo. Aplicaremos el rímel con movimientos en zigzag ascendentes para separar en lo posible las pestañas y evitar los grumos e incidiremos en las pestañas de la «V» externa para abrir la mirada lo más posible.

Definir cejas: si la ceja es arqueada y acaba de forma descendente muy marcada, lo mejor es centrarse en repasar la primera mitad de la ceja levemente, para evitar reforzar la sensación de ojo caído.

Colorete: es preferible siempre optar por coloretes naturales que aporten un tono saludable al rostro: rosados, melocotones, corales, etc. Nada de tonos marrones, ya que apagan la tez y endurecen sin necesidad el look de maquillaje.

Labios: es conveniente aplicar un perfilador que ayude a definir el contorno del labio que suele ir desdibujándose con la edad. Lo más conveniente es elegir un perfilador del mismo tono que el labial para rellenar todo el labio y fijar así el color. De esta manera evitamos que el labio se vaya desdibujando con el paso de las horas. Para ello, lo mejor es aplicar el lápiz de fuera hacia dentro, buscando la forma de corazón en el labio superior.

Dolores Trueba

Dolores Trueba

Redacción Bulevar Sur
Dolores Trueba

@dolores_trueba

Recién aterrizada aquí, aunque llevo tiempo vigilandoos. Me dejo caer por @BulevarSur. «Be with a guy who ruins your lipstick, not your mascara» #belleza
Que @lorealparis_es https://t.co/vREEDJHP3X te fusile un tema de brochas es bueno, ¿no? https://t.co/UKN2kWNGR1 #maquillaje #seo - 5 meses ago

Más en Belleza