Cómo cuidar las brochas de maquillaje. Trucos y consejos

  • Belleza
  • HACE 2 años, 1 mes
cuidar_brochas_maquillaje

¿Crees que cuidas tus brochas y pinceles como se merecen? Descubre la forma de mantenerlos en perfecto estado por mucho tiempo

Rápido, responde: ¿cuándo fue la última vez que limpiaste tus brochas de maquillaje?

  1. «Hace menos de un mes»: enhorabuena, si no tienes ya un blog de maquillaje, te falta poco.
  2. «Hace más de tres meses»: ¿seguro? Piénsalo bien.
  3. «Nunca las he limpiado»: querida amiga, sigue leyendo….

El día que vayas a comprarte tu primer set de brochas (buenas) de maquillaje comprenderás la importancia de cuidarlas y mantenerlas en perfecto estado. Sí, son bastante caras. Y aunque los profesionales del maquillaje recomiendan lavar cada brocha después de usarla lo más lógico es que si te maquillas a diario y solo tienes un juego de pinceles no tengas tiempo de hacerlo. En ese caso, nos conformaremos con hacerlo una o dos veces al mes.

La razón de tanta higiene es que las brochas acumulan los aceites de los productos, el sebo y las impurezas de la piel y otros restos de suciedad que, por un lado, acortan la vida de nuestros pinceles y, por otro, pueden causarnos problemas en el cutis como granitos, puntos negros o irritaciones. Además, seguro que más de una vez te has maldecido por no limpiar esa brocha de sombra de ojos que ha acabado pintando de todos los colores excepto del que deseas.

¿Cómo se limpian las brochas?

1. Si están muy sucias (confiesa, no las has lavado nunca), lo primero que puedes hacer es desinfectar tus brochas con alcohol. Basta con que introduzcas las puntas de las brochas en un recipiente con agua y alcohol y las dejes reposar un rato. Comprobarás que con este primer paso las brochas ya tiñen el agua y van soltando producto.

Tanto en este paso como en el siguiente debes poner cuidado en no mojar la parte en que la virola se une con el mango, porque es la que lleva el pegamento que sujeta ambas partes.

2. Para la limpieza habitual puedes usar cualquier tipo de jabón suave, desde champú hasta jabón lavavajillas neutro, pasando por los jabones específicos que se comercializan para limpiar brochas.

3. Lo ideal es utilizar un guante rugoso de silicona o cualquier superficie similar. Aplica una gota de jabón en la superficie, moja el pelo de la brocha con agua y frótalo suavemente dibujando círculos con la punta. Así conseguirás hacer espuma y retirar la suciedad acumulada en la brocha. Después solo tendrás que aclarar la punta para eliminar los restos de jabón y retirar la humedad ejerciendo un poco de presión con una toalla.

guantes_silicona
Guante de Sigma y limpiadores faciales de silicona

4. Para secar las brochas es importante que no las coloquemos boca arriba, ya que el pelo podría perder su forma. Lo mejor es que las dispongas en horizontal, en un lugar ventilado y con suficiente espacio como para que estén bien separadas. Si además cubres el pelo con alguna funda específica que deje pasar el aire, estarás garantizando que la brocha no pierde su formal secarse.

Limpieza según material

Si no dispones de un guante de silicona puedes emplear cualquier otro guante de baño que te permita hacer espuma para que la limpieza de las brochas te resulte más cómoda. También puedes frotar la brocha directamente contra la palma de la mano, aunque te llevará más tiempo que quede limpia y gastarás más jabón.

Además, como sabrás, hay dos tipo de brochas en función del tipo de pelo: natural (sobre todo de cabra, pony o marta) o sintético. Las primeras se usan para aplicar y manejar productos en polvo porque son más suaves y lo distribuyen mejor. Las sintéticas, al tener un pelo más resistente son ideales para los productos fluidos o en crema. No obstante, los juegos de pinceles más asequibles suelen estar compuestos de brochas de todo tipo de pelo sintético (lo que no quiere decir que sean de baja calidad, las hay muy conseguidas).

En el caso de las brochas de pelo sintético que utilizamos para aplicar productos fluidos en el rostro, como bases de maquillaje o contornos, es probable que los aceites que contienen estos cosméticos deterioren bastante el pelo de las brochas. Cuando veas que este tipo de brochas están especialmente sucias, límpialas primero con aceite de oliva o cualquier otro aceite desmaquillante. De esta forma conseguirás eliminar la mayor parte del maquillaje acumulado en el pelo y ya solo te quedará darle una segunda pasada con jabón y agua tibia, como hemos comentado anteriormente. Si observas que quedan restos de aceite, da una segunda pasada con el jabón hasta que desaparezcan por completo.

Una vez que laves tus brochas por primera vez comprobarás el placer que da volver a usarlas limpias y hasta con aroma a tu champú favorito (si es lo empleas para esto). Incluso quizá te des cuenta de que con la limpieza habitual de tus brochas de maquillaje la aparición de granitos y puntos negros es menos recurrente.

Consejos para conservar las brochas

fundas_brochas_vanity_tools
Fundas para brochas de Vanity Tools

Una vez te hagas con un set de brochas completo y de buena calidad te interesará conservarlo por mucho tiempo en buen estado. Para ello, te recomendamos lo siguiente:

1. Cuando las laves, intenta no ejercer demasiada presión sobre el pelo para no deformarlo. Coloca las brochas bajo el grifo siempre con el pelo hacia abajo para evitar mojar la virola.
2. Guárdalas siempre en un lugar seco en el que permanezcan aireadas. Procura que las brochas tengan el suficiente espacio para que no reciban presión
3. Si las lavas o se humedecen por cualquier razón, ponlas a secar en horizontal o colgadas boca abajo para que conserven la forma.
4. Siempre que puedas, utiliza fundas especiales para brochas para que el pelo no se deforme.
5. Lava tus brochas cada semana o, como mucho, cada quince días. Así te darán mejores resultados en la aplicación de productos y evitarás problemas en el cutis.

Truco: limpieza de emergencia

Si un día que no tienes mucho tiempo necesitas limpiar alguna de tus brochas, por ejemplo, la de la sombra de ojos, porque quieres usar otro color, haz lo siguiente: coge una toallita desmaquillante o, en su defecto, un pañuelo de papel impregnado en líquido desmaquillante de ojos y frota la brocha hasta que quites la mayor cantidad de producto posible.

Como se trata de una limpieza de emergencia, procura no humedecer en exceso la brocha (sobre todo si usas papel y líquido desmaquillante). Se trata solo de eliminar el color para poder usar otro seguidamente, sin tener que esperar a que se seque el pincel.

Dolores Trueba

Dolores Trueba

Redacción Bulevar Sur
Dolores Trueba

@dolores_trueba

Recién aterrizada aquí, aunque llevo tiempo vigilandoos. Me dejo caer por @BulevarSur. «Be with a guy who ruins your lipstick, not your mascara» #belleza
Que @lorealparis_es https://t.co/vREEDJHP3X te fusile un tema de brochas es bueno, ¿no? https://t.co/UKN2kWNGR1 #maquillaje #seo - 2 meses ago

Más en Belleza