Cinco errores que cometemos con el corrector de maquillaje

  • Belleza
  • HACE 20 días
Errores que cometemos con el corrector de maquillaje

El corrector o concealer es un producto que va a conseguirnos una piel perfecta, pero ¿lo estás usando bien?

El corrector de maquillaje es un producto que sirve para diferentes usos, desde las ojeras a cubrir imperfecciones como pequeñas cicatrices, acné, pequeñas manchas, etc. Y aunque ya os hemos mostrado qué color de corrector sirve para cada cosa, se siguen cometiendo otros errores al utilizarlo que conviene conocer.

¿Quieres conseguir un maquillaje perfecto? La clave es comenzar por usar bien tu corrector, uno de los primeros pasos de tu maquillaje diario y fundamental para conseguir ese efecto natural y de rostro perfecto.

  1. Usar el mismo corrector para diferentes zonas o problemas. No necesita la misma cobertura una ojera que un granito que se debe cubrir. Para las ojeras, conviene un corrector que tenga una textura fina y líquida, que cubra sin marcar líneas de expresión, etc. Para cubrir imperfecciones como granitos, lo ideal es un corrector más grueso, de crema por ejemplo.
  2. Cuestión de color. El corrector color verde: se emplea para disimular rojeces y cualquier tipo de imperfección que tenga esta tonalidad. Un granito inflamado, una cicatriz enrojecida o capilares que enrojecen alguna zona de la piel. El corrector color amarillo: ideal para neutralizar tonos morados sobre la piel. Por tanto, sirve para corregir ojeras moradas, cualquier hematoma o simplemente marcas antiguas que hayan tomado este color. El Corrector azul: se utiliza para corregir manchas amarillentas o naranjas sobre la piel. Por tanto es ideal para las personas que tienen manchas o coloración de este tipo alrededor de los ojos. El corrector rosa o lila: permite disimular cualquier imperfección de tono verdoso sobre la piel. Tales como venas marcadas o moratones en proceso de curación. El corrector naranja: los tonos anaranjados de cualquier paleta de correctores se emplean para compensar manchas azuladas causadas por la presencia de venas o hematomas. También se usan en casos de ojeras azules muy marcadas. El corrector marrón: los correctores más oscuros se usan para dar profundidad en el contorneado del rostro y se combinan con correctores de color natural e iluminadores. Si quieres saber más sobre cómo usar el contorno de maquillaje, te aconsejo que eches un vistazo al tema «contouring» o cómo esculpir el rostro sin Photoshop. El corrector color maquillaje: los correctores de color natural (los de toda la vida, para entendernos) se utilizan para aplicar sobre las zonas que ya hemos neutralizado con el color correspondiente. Así, si por ejemplo usamos un corrector amarillo sobre una ojera morada, tendremos que difuminarlo bien y, una vez que se asiente, podremos aplicar el corrector de color natural.
  3. El momento adecuado para usar el corrector. ¿Antes o después de la base? El corrector es más efectivo si lo utilizamos después de una capa de base de maquillaje, piensa que puede que con ella ya difumines algunas de estas imperfecciones más suaves. Esto conseguirá que necesitas menos corrector que si lo aplicaras solo con tu crema hidratante aplicada. El resultado será más natural todavía. Si tienes muchas zonas que cubrir con correctores más «gruesos» sí que debes utilizarlo primero y luego cubrir el resto con la base de maquillaje para unificar el rostro.
  4. ¿Con qué lo aplicas? Si bien los dedos son siempre una buena opción, manejas correctamente la cantidad de producto y lo puedes aplicar poco a poco a golpecitos, además con tu calor natural conseguirás la fusión con el resto de base de maquilaje. Pero lo cierto es que uno de los trucos de los expertos son las mini esponjas (micro beauty blenders). Creadas para cubrir a la perfección las zonas más pequeñas del rostro como las ojeras, zonas cercanas a la nariz, camuflar imperfecciones como acné, puntos negros, etc y permitirte un maquillaje unificado.
  5. Fijación final. Aunque apliques bien y sigas todos nuestros consejos con el corrector, si no lo fijas con unos polvos finales, desaparecerá antes de lo deseado. Cuidado al matizar con el polvos alrededor de los ojos, es la zona más problemática en este paso.

Un consejo extra para el corrector, y para todos tus productos de maquillaje, es tener cuidado con la caducidad del mismo. En el caso de los correctores, algunas pistas para saber que ya no son adecuados para su uso son: un olor diferente, cambio de color y hasta cambio en su consistencia (más duro, más aceitoso…).

Bulevar Sur

Bulevar Sur

Bulevar Sur
La última imagen de Lucía caminando sobre el andén [VER VÍDEO] https://t.co/Y7FghzhGJV #Málaga #Pizarra vía @DiarioSUR - 7 mins ago
Bulevar Sur

Más en Belleza