Cómo comer sano en el trabajo llevando «tupper»

Comer sano de tupper

La mejor forma de planificarse, las cocciones que hay que evitar y qué tipo de recipiente es el más recomensable

Cada vez son más las personas que recurren al canasto para hacer la comida de medio día en el trabajo. La falta de tiempo para ir a casa a comer, las jornadas partidas, los turnos, los horarios, la ausencia de oferta en restaurantes, el ahorro de dinero o controlar bien lo que se come y cuidar mejor la salud son algunas de las razones por las que el tupper está de moda.

Muchas son las empresas que van incluyendo un office o un lugar destinado a la comida con microondas y frigorífico en sus instalaciones. Y es que, aunque algo limitada, el tupper es una de las mejores opciones si no puedes ir a comer a casa a medio día (que sería lo ideal). Lo positivo de este formato es que nos permite planificar y controlar lo que vamos a comer en los días o semanas, pudiendo variar y conseguir estar más saludables si realmente es nuestra intención.

Hay ciertas formas de cocción a evitar, por ejemplo la plancha o los fritos

Debes tener en cuenta que llevar un tupper no sólo implica llevar un bocado o un sandwich, significa realizar una comida lo más completa posible en el trabajo. Lo más importante de todo es planificarse bien. Para ello deberías redactar qué quieres comer cada día de la semana y en base a ello hacer tu lista de la compra. Recuerda que deberás buscar platos saludables y equilibrados, variar, que sean fáciles de hacer y, sobre todo, que sea apetecible. No olvides que hay ciertas formas de cocción a evitar, por ejemplo la plancha o los fritos, que deberían ser consumidos tras ser cocinados. Veamos las 2 principales cosas que tenemos que tener en cuenta:

El contenido

Si vas a optar por plato único, que quizás sea lo más recomendable, sería importante incluir en él vegetales (crudos o cocinados), proteínas y grasas saludables, de calidad y lo menos procesados posible. Si eres una persona activa deberías añadir a tu plato una fuente de hidratos de carbono de calidad y al igual que las anteriores con el menor procesado posible. Para beber siempre lo más aconsejable es agua.

Si no te es posible incluir los vegetales dentro de un plato común, puedes añadir ensalada, verduras salteadas, cremas de verdura, sopas, gazpacho, etc, como acompañamiento. En el caso de que escogieras una ensalada o aliño deberías llevarte el aceite, vinagre y sal aparte para añadirlo justo antes de empezar a comer. De postre podrías comer una pieza de fruta pequeña o un lácteo como siempre lo menos procesado posible (yogurt o trozo de queso, por ejemplo).

A continuación os proponemos algunos ejemplos de platos únicos, pero lo ideal es que planteéis los vuestros propios según vuestras posibilidades y gustos. Para facilitar un poco las cosas clasificaremos los posibles platos en diferentes grupos:

  • Ensaladas: Canónigos, naranja, espárragos, cebolla, melva, palitos de cangrejo y huevo duro; lechuga, tomate, remolacha, cebolla, pollo picado, un poco de arroz y manzana; espinacas, zanahoria, queso fresco de cabra, atún, un poco de pasta y nueces; pimientos asados, cebolla, tomate, caballa, huevo duro y cous cous; mix de hojas varias, zanahoria rallada, aguacate, quinoa y salmón ahumado…
  • Legumbres o similares: Lentejas con verdura y un poco de arroz; garbanzos con langostinos y verdura; espinacas con garbanzos y huevo cuajado; alubias con verdura; habas salteadas con ajo, jamón y huevo duro…
  • Carnes: Pollo al curry guisado con setas, zanahorias y semillas de sésamo; carne mechada de ternera con salsa de cebolla, ajo y zanahoria; ternera con menestra; estofado de pavo, brócoli, cebolla y zanahorias baby; conejo guisado con calabacín, berenjena y ajo…
  • Pescados: Bacalao guisado con pisto; atún encebollado con guarnición de remolacha aliñada; salmón al papillote con verdura al gusto; calamares a la riojana con guarnición de zanahoria aliñada; Cazón guisado con guisantes, cebolla y gambas…
  • Arroces: Arroz tres delicias; arroz con verdura y marisco; arroz con verdura y conejo; arroz con verdura y pollo; arroz negro con sepia…
  • Patatas: Patata aliñada con tomate, cebolla, pimiento, huevo duro y melva; patatas guisadas con chocos; patatas guisadas con carne de ternera; patatas, cebolla y pescado blanco al horno; revuelto de patata, taquitos de jamón y huevo…

El continente

Una vez planificado mi menú, intentando que sea saludable, sencillo, atractivo y variado, y teniendo en cuenta todos los consejos aportados anteriormente; debemos prestar especial atención al recipiente donde transportaremos, calentaremos (si es el caso) y comeremos nuestra comida. Para llevar a cabo todo esto es fundamental hacerse con fiambreras aptas para microondas (las más recomendables son las de cristal y sin metal), con un tamaño para porciones individuales (si no terminaremos comiendo más de lo que debemos), con un cierre seguro (hermético) y que sea fácil de limpiar. También nos vendrá bien un bolso específico con sus separadores, térmica, con posibilidad de añadir placas de frío y no muy grande sería un complemento ideal.

Como consejos finales te recomendaremos:

  • Deja el tupper preparado la noche anterior y guárdalo en la nevera, así no te dará pereza por la mañana.
  • Aliña la comida al momento, nunca lo hagas en casa, ya que no sabrá igual. Te aconsejamos llevar el aliño en un frasco aparte.
  • Si los alimentos nos lo permiten, cocina más de la cuenta y congela en porciones ya listas, ganarás tiempo para las siguientes ocasiones.
  • Deja los bocadillos como el último de los últimos recursos. Pueden ser poco equilibrados y por lo tanto recomendables.
  • Aprovecha los alimentos de temporada.
  • No olvides hacer uso de las especias y del aceite de oliva virgen extra a la hora de cocinar.
  • Para los guisos, la olla exprés puede ser muy buen aliado.

…Y como siempre recuerda, cuida tu cuerpo, solo tienes uno.

Carlos Ríos / Antonio J. Sánchez

Carlos Ríos / Antonio J. Sánchez

Antonio J. Sánchez Oliver: Doctor en Nutrición Humana. Profesor Asociado Universitario. Profesor Postgrado Universitario. Carlos Ríos Quirce: Graduado en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Pablo de Olavide. Dietista-Nutricionista en Clínica BioMed.
Carlos Ríos / Antonio J. Sánchez

@nutri_rivers

Creador de Realfooding. Come #comidareal 🥑#eatrealfood
RT @Montse2G: Ayer hice pan de espelta integral con la receta de @nutri_rivers ! Muy 🔝!!! #realfood https://t.co/U7ZDfIk64o - 18 horas ago
Carlos Ríos / Antonio J. Sánchez

Más en Estilo de vida