¿Por qué en Sevilla seguimos sin usar demasiado el sombrero?

  • Moda
  • HACE 1 mes, 26 días

Celebramos el día de Santa Catalina, 25 de noviembre, entrevistando a la diseñadora de Fernández y Roche, una de las firmas más emblemáticas de Sevilla

GALERÍA
Sombrero de Fernández y Roche de la colección de otoño-invierno 2017/2018. Foto: Lucía Cherubina

La celebración del 25 de noviembre, el día de Santa Catalina (patrona de los sombrereros) nació en Francia hace más de cien años y se festejaba en todos los talleres de alta costura para honrar a las «catherinettes«, las trabajadoras de 25 años solteras. Cayó en desuso hacia 1988 debido a la liberación de la mujer, pero reapareció con fuerza diez años más tarde. Actualmente se celebra en casi todos los países europeos y otros tan dispares como Rusia, Argentina, E.E.U.U., Japón, Australia, etc. Este resurgir ha permitido recuperar la tradición y la fiesta y reforzar la cohesión gremial.

Bulevar Sur ha decidido celebrar este día con Fernández y Roche, una firma sevillana centenaria que exporta sus sombreros de hombre y mujer por todo el mundo y hace gala de la calidad y el buen hacer. Verónica Vergara, la diseñadora de la firma, nos habla de cómo el sombrero sigue buscando su hueco en el armario de los sevillanos, de cómo debemos llevarlo, de los sombreros «eternos» y mucho más.

Nos dice Verónica que venden más a hombres y que creen que es porque ellos buscan un sombrero de calidad y ellas se decantan por la moda. «Nuestros sombreros son cotizados por los caballeros por su durabilidad, ellas prefieren un sombrero más pasajero sin importarles tanto la calidad y tener que cambiarlo al año siguiente», apunta la diseñadora.

Si existe un sombrero que nunca pasa de moda es el fedora, que no falta nunca en las colecciones de Fernández y Roche. «Oxford» es la colección de otoño/invieno 2017-2018, se han basado en el estilo del «gentleman» británico: elegante, reservado y sofisticado. Destacan las cintas de cuadros, el tejido tartán, lanas con mezclas de colorido. Esta temática se funde con moldes que durante 50 años han trabajado en la fábrica de Fernández y Roche. Encontramos mucha variedad cromática tanto en los modelos de hombre como en los de mujer.

Echamos la vista atrás y le preguntamos cuál cree que ha sido la mejor época histórica para el sombrero. «Los años veinte», nos responde. «Todo el mundo llevaba sombrero, hombres y mujeres, y era una forma de marcar el estatus social», añade la diseñadora. ¿Seguimos viendo pocos sombreros en 2017 a pie de calle? Los datos de la empresa son positivos cada año, lo qeu significa que cada vez hay más sombreros vendidos. «Pero depende de la zona, Sevilla no es lo mismo que Barcelona, Madrid o el norte. Aquí en el sur cuesta más llevarlo por las temperaturas, que no acompañan en invierno. Aunque en moda cada vez se lleva más», apunta Vergara.

¿Qué le falta a Sevilla para tener más sombreros en sus calles? «No nos ayuda la temperatura, ni tampoco que la gente piense que lo pegan los sombreros porque a todos nos van, pero hay que encontrar la forma adecuada. También sigue habiendo mucha gente pudorosa, que se siente disfrazada y hay que cambiar ese concepto. El sombrero es una prenda más que forma parte del armario».

Aún así siguen siendo los extranjeros los que mejor llevan los sombreros, o al menos eso opina la experta. «Tenemos muy buenos clientes en nuestros puntos de venta en París y Londres, pero principalmente los británticos son los que mantienen ese inspirador estilo. «De ahí que nuestra nueva colección se inspire en el hombre londinense, el sombrero es un complemento que acompaña, pero que viste mucho».

El sombrero se pone de oreja a ceja

Como consejo para quien se anime en estas fechas, según Verónica Vergara, el primer sombrero de una mujer debería ser de ala media («un ala mayor es muy llamativo de primer impacto») y de tonalidades oscuras como el negro, marrones, bronces, coñac,… Apuesta por esos colores que favorecen a todas las pieles y no llaman la atención. «La señora que lleva sombrero no busca que le abrigue, le cubra, pero que no sea el centro de atención».

Otra de las dudas habituales es si llevar el sombrero con el cabello suelto o recogido. Si bien la diseñadora apunta que puede llevarse de todas formas, es evidente que las coletas y recogidos deben ser muy bajos y que ella prefiere la melena suelta. «Se decía que el sombrero se pone de oreja a ceja, eso contaban los antiguos sombreros», nos explica como dato.

Pero en las redes sociales y por las calles vemos que los jóvenes, sobre todo, destapan mucho sus frentes al llevar sombrero. «Es cierto que la moda impone llevar el sombrero hacia atrás, pero los sombrereros nos echamos las manos a la cabeza porque no están bien colocados ni tampoco favorecen. El sombrero no es una peineta, debe colocarse con objetivo de cubrir y colocar no de ser un adorno o decoración», responde. Pese a todo, la diseñadora de Fernández y Roche asegura que tampoco pueden dejar de respetar que es una moda, una tendencia pasareja como las demás.

Rocío Ponce

Rocío Ponce

Redacción Bulevar Sur
Rocío Ponce

@rponcedominguez

Periodista. Cultura, Moda y Belleza. Comunicación y Eventos en @Relier_Sevilla Coordinadora de @BulevarSur para @abcdesevilla y Colaboradora de @anocheceenneofm
@anocheceenneofm pero ¿en qué parte de Triana? Será ático, ¿no? - 3 días ago

Más en Moda