Victorio & Lucchino y el reto de diseñar los uniformes de la Expo ’92

  • Moda
  • HACE 4 meses, 29 días

Vistieron a más de 8000 trabajadores de todo tipo con prendas y complementos confeccionados en Sevilla

25 años después algunos de los uniformes de la Expo ’92 se encuentran en las habituales páginas web de compra-venta de artículos usados. Una corbata, unos pendientes e incluso uno de los trajes de flamenca que los diseñadores sevillanos Victorio & Lucchino diseñaron y confeccionaron para tan importante evento mundial. Los que trabajaron cuentan que tenían que devolver los uniformes bajo sanción económica, pero comprobamos que algunos lograron quedarse con algunas prendas que ahora son objetos de coleccionista.

Bulevar Sur ha entrevistado a Jose Víctor Rodríguez para echar la vista atrás y recordar cómo fueron los meses previos y la experiencia de los encargados de vestir a todos los trabajadores de la exposición. «Pasamos un concurso muy fuerte al que se presentaron muchas empresas nacionales e internacionales. Recuerdo que nos presentamos con una carretilla en el comité donde estaba el jurado, había gente muy importante de todo el mundo, para seleccionar a los diseñadores», empieza a relatar. Según cuenta, tenían que llevar una muestra de cada uno de los modelos que presentaban además de los bocetos de esos diseños originales.

GALERÍA
Victorio & Lucchino con los trabajadores de la Expo 92 vestidos con sus uniformes. Archivo ABC de Sevilla

Por aquel entonces, en 1991 Victorio & Lucchino llevaba ya varios años en el mundo de la moda a nivel nacional y comenzaban a ampliar la firma que poco después lanzaría también perfumes y saltaría a desfilar tanto dentro como fuera de España. Este nuevo proyecto fue un gran impulso y un paso arriesgado para ellos. «Conseguir ganar y hacer los uniformes fue muy importante, éramos una empresa pequeñita y tuvimos que pedir avales y préstamos para poder hacerlo, nos lo jugábamos todo, pero al final salió todo muy bien», explica.

Vistieron a más de 8000 personas. «Desde bomberos a azafatas, azafatas VIP, barrenderos… Todo el personal de la Expo ’92», asegura. Toda la confección de aquellos uniformes se hizo en Sevilla. «Tuvimos que contratar a otras empresas y fábricas para los zapatos, sombreros … pero siempre bajo nuestra dirección y supervisión. Nosotros siempre barremos para el sur y todo se hizo en Sevilla».

Tenían un almacén en las afueras de la Expo donde recibían y entregaban todas las prendas a las personas que las llevarían. «Recuerdo la Expo trabajando sin parar, imagínate… A cada persona se le daba una talla, pero luego había que arreglarlo porque siempre había que coger de los bajos… Pero fue todo perfecto, Jacinto Pellón, consejero delegado de la Expo, nos felicitó y fue fenomenal». También asegura que no se perdieron los actos de apertura y cierre, con los Reyes, los espectáculos de la Maestranza y muchísimos eventos más a los que los invitaban oficialmente como los diseñadores de los uniformes.

Vestimos a todos ls trabajadores con la misma categoría

El trabajo de Victorio & Lucchino se tradujo en más de 100 modelos diferentes de uniformes. Mucha variedad porque tenían que vestir a personas que realizaban distintas labores en el recinto: desde la azafata VIP que recibía a las autoridades a los barrenderos o dependientes. «Y los vestimos a todos con la misma categoría», resalta el diseñador. «Nos hicieron entrevistas medios de todo el mundo, árabes, japoneses, chinos… Siempre nos felicitaron, aquel era el momento de demostrar lo que valíamos y se nos dije que nunca había habido una uniformidad tan bonita. Llamó la atención y fue brutal».

revista-pinker-moda-uniformes-expo92
Recorte de una entrevista en Pinker Moda sobre los uniformes de la Expo ’92

Uniformes muy patrióticos en la Expo ’92

«Las azafatas iban muy sofisticadas, con un traje envolvente azul marino, con zapato de tacón y un chal muy elegante azul marino de seda con bolas de la Expo haciendo de lunares. Para la noche llevaban además una peina de carey con bola de la Expo y dos hojas de laurel y las azafatas de día un casquete con la forma de media bola de la Expo en amarillo», recuerda Jose Víctor. Pendientes, gemelos, pulseras, medias… Bromea el diseñador diciendo que hicieron de todo menos la ropa interior. Lo cierto es que le da pena no tener ninguna prenda de recuerdo de aquel trabajo titánico que realizaron hace 25 años. «Me encantaría tener una de las camisas de la bandera española, pero no pudimos quedarnos con nada. Lo que tenemos es la propiedad intelectual de los diseños, pero la ropa fue totalmente entregada».

«Ante todo, nosotros somos los más españoles del mundo. Cualquier país está encantado con su bandera y nosotros nos ponemos polos o camisas con banderas de EEUU, de Italia, de Francia… Para los uniformes de la Expo ’92 nos basamos en nuestros colores, el rojo y el amarillo, y también el azul marino porque es un color muy elegante», explica Jose Víctor cuando se le pregunta por la selección de colores y los motivos principales de los diseños.

Asegura el diseñador que los diseños de uniformes que hicieron para 1992 los podríamos llevar en el 2017 perfectamente. «Las azafatas con chaquetas rojas cortitas entalladas son muy actuales y el traje envolvente de las VIP cuando lo hemos vuelto a ver también hemos pensado lo mismo, que eran diseños atemporales».

corbata-todocoleccion
Corbata de Victorio & Lucchino de la Expo ’92 a la venta en Todocolección

Pero el traje de flamenca sí que es una estampa de época. Un traje que grita años 90 por cada una de las costuras. «Con corte en la cadera y cuatro volantes en azul marino con lunares del logo de la Expo y encaje rojo», describe Jose Víctor. Y en cuanto al cambio en las tendencias de la moda flamenca apostilla que no fue hasta el año 2002 cuando ellos, Victorio & Lucchino, fueron los primeros en hacer el gran cambio pasando al traje estrecho con los volantes bajos. «Desde entonces no ha habido más cambios en el traje de gitana», asegura.

La Expo ’92 también les ofreció un momento inolvidable y clave para internacionalizar su trabajo: un desfile compartido con firmas como Versace, Armani y Dolce & Gabbana en el día de Italia. «Se celebró en lo que hoy es el auditorio Rocío Jurado, estaban las tops del momento y nosotros presentamos la colección de aquel año que estaba dedicada a la Carmen de Merimé, ese desfile se vio en el mundo entero, fue un éxito y nos llamaron de todas partes para felicitarnos. Aún no fabricábamos ropa de hombre y por eso sacamos a los modelos con trajes de torero acompañándolas a ellas con nuestros diseños»

Rocío Ponce

Rocío Ponce

Redacción Bulevar Sur
Rocío Ponce

@rponcedominguez

Periodista. Cultura, Moda y Belleza. Comunicación y Eventos en @Relier_Sevilla Coordinadora de @BulevarSur para @abcdesevilla y Colaboradora de @anocheceenneofm
Amantes de la moda y cine: esta noche en @divinity_es El secreto de Adaline con un repaso histórico a través del vestuario @anocheceenneofm - 2 días ago

Más en Moda