Cómo evitar el pelo seco en verano

  • Nada de mechas

    Nada de mechas

    Las melenas más afectadas por el síndrome del «pelo paja» suelen ser las que se han dado mechas antes del verano. Si vas a aclararte el pelo, espera al otoño para la decoloración y opta por alguna solución más natural, como el difuminador solar o, simplemente, deja que el sol haga su trabajo.

  • sanea

    Sanea

    Córtate las puntas (o lo que tu peluquero te recomiende) antes y después del verano para deshacerte de la parte del cabello que está seca y sanear así tu melena. No te engañes, por mucha mascarilla y tratamiento que apliques en las puntas, la sensación de deshidratación y el tacto áspero no desaparecerán si no cortas por lo sano.

  • protege tu cabello del sol

    Protege tu cabello del sol

    El sol es uno de los factores que más reseca tu melena durante el verano. Para minimizar el impacto, acostúmbrate a usar sombrero, gorra o pañuelo en la playa y aplica siempre protector solar para el cabello antes de la exposición. Igual que ocurre con las lociones solares para la piel, tendrás que repetir la aplicación cada dos horas o al salir del agua.

  • Mejor el pelo suelto

    Mejor una trenza

    Si sueles hacerte un moño después de bañarte en el mar o en la piscina debes saber que este gesto maltrata aún más el cabello, que se vuelve más quebradizo. Según el estilista francés David Mallett, lo mejor es que te hagas una trenza para ir a la playa, ya que es el peinado que más protege el cabello del sol, el mar, la arena, etc.

  • El cloro y la sal, su «kryptonita»

    El cloro y la sal, su «kryptonita»

    Tanto el agua de la piscina como la del mar resecan con mucha facilidad nuestro cabello. Puesto que nunca vamos a renunciar a un refrescante baño en los días de calor, para minimizar los daños que la sal y el cloro provocan, debemos aclarar nuestro cabello bajo la ducha cada vez que salgamos del agua. Además, el estilista David Mallet recuerda que no debemos cepillar el cabello hasta que hayamos retirado los restos de sal del mar con champú, para evitar romperlo.

  • Usa mascarilla y sérum

    Usa mascarilla y sérum

    En verano más que nunca, conviene hacer uso de las mascarillas hidratantes y los sérum reparadores para el cabello. Aplícalas tras el lavado, con el pelo bien escurrido y déjalas actuar 10 minutos para después aclarar. También son interesantes las mascarillas sin aclarado, que se aplican una vez retirado el exceso de humedad del cabello, ya que evitan el encrespamiento y crean una película que protege la fibra capilar.

  • Mascarilla, también en la playa

    Mascarilla, también en la playa

    Un truco que nos sugiere el estilista David Mallet para cuidar nuestro cabello también en la playa es el de mezclar unas gotas de mascarilla con agua mineral para elaborar una solución que nos apliquemos cada vez que salgamos del agua. Llévala contigo en un envase con pulverizador y solo tendrás que agitarlo de vez en cuando para que se integre bien.

  • Ni secadores ni planchas

    Ni secadores ni planchas

    Durante el verano, aprovecha las altas temperaturas para secar tu pelo al natural y evitar así los daños de los aparatos de calor. Aprovecha para conseguir ondas de forma natural con el cabello húmedo, luce un peinado «wet» o un recogido «top knot», por ejemplo. Consulta nuestros trucos para dejar secar el pelo al aire

  • Tratamientos de queratina

    Tratamientos de queratina

    Son ideales para restaurar la fibra capilar y acabar con las medias puntas resecas. Se aplican en las peluquerías aunque se puede continuar el tratamiento con los productos desde casa para prolongar los efectos.

Anterior Siguiente