Donatella Versace, Anna Wintour y el cardenal Ravasi
Donatella Versace, Anna Wintour y el cardenal Ravasi - AFP

«El diablo» Wintour entra en el Vaticano para explicar la influencia católica en la moda

El Museo Metropolitano de Arte en Nueva York expondrá 40 vestimentas litúrgicas, como mitras adornadas con joyas y tiaras papales históricas en la exposición «Cuerpos celestiales: la moda y la imaginación católica»

MADRIDActualizado:

Anna Wintour, el diablo que vestía de Prada, según la novela y la popular adaptación cinematográfica, se quita las gafas en contadas ocasiones. Por ejemplo, para posar con un cardenal. El Vaticano se ha unido a la poderosa editora de «Vogue» y a la firma Versace para mostrar la influencia católica en la moda, a través de una exposición en el Museo Metropolitano de Arte en Nueva York.

Bajo el nombre «Cuerpos celestiales: la moda y la imaginación católica», se podrán observar 40 vestimentas litúrgicas, además de tiaras papales y otros accesorios utilizados en la historia del Vaticano y de la religión.

Según recogen medios italianos, la iniciativa partió del Vaticano, en concreto del presidente del Consejo Pontificio para la Cultura y de la Pontificia Comisión de Arqueología Sagrada, el cardenal italiano Gianfranco Ravasi. La marca de lujo Versace, estuvo representada por Donatella Versace como creadora de la misma, y Vogue, por la famosa editora Anna Wintour.

Será la primera vez que algunos de los tesoros más preciados del Vaticano, procedentes de la sacristía de la Capilla Sixtina, serán presentados fuera de la Santa Sede.

Junto con los tesoros papales, la exposición en el MET incluye otras piezas más ordinarias de diseñadores que van desde Azzedine Alaïa a Vivienne Westwood, acompañadas de piezas de colecciones medievales y religiosas.

«Algunos considerarían la moda un medio inadecuado o poco apropiado mediante el cual involucrarse con ideas de lo sagrado o de lo divino --ha señalado el comisario de la exposición Andrew Bolton--. Pero el vestido es básico para cualquier debate sobre religión. Afirma lealtades religiosas y, por extensión, afirma diferencias religiosas».

Según los organizadores, la exposición será una «peregrinación» que mezcla moda, fe y arte, y abrirá sus puertas el próximo mes de mayo.