Meghan Markle y su exmarido, Trevor Engelson
Meghan Markle y su exmarido, Trevor Engelson
GENTE

Los enemigos de Meghan Markle que podrían amargarle la boda

Su exmarido prepara una serie para Fox sobre la difícil integración de una joven divorciada en la Familia Real británica

MadridActualizado:

El particular cuento de princesas que protagoniza Meghan Markle, de 36 años, no está exento de las fechorías propias de una hermanastra ni tampoco del oportunismo de un exmarido sediento de venganza y beneficio económico a partes iguales. El pasado mes de septiembre, la misma semana en la que el Príncipe Enrique (33) y su novia se dejaron fotografiar juntos, paseando por Toronto donde se celebran los Juegos Invictus, saltó a la palestra el productor de televisión Trevor Engelson, quien estuvo casado durante dos años con la actriz de «Suits».

La cadena Fox le ha comprado el guión de una serie cómica sobre un hombre americano divorciado, cuya exesposa se casa con un príncipe británico. No parece que Engelson, de 40 años, vaya muy sobrado de imaginación, aunque sí ha introducido un personaje extra para darle más recorrido a la trama. El protagonista de su producción se enfrenta con la Familia Real por la custodia de un hijo nacido de su fallido matrimonio. La parte de la historia sin reflejo en la vida real, puesto que Trevor y Meghan no tuvieron hijos. «Hay un proyecto en desarrollo para hacer un episodio piloto», declaró Fox al diario «Daily Telegraph» aquella semana, cuando toman fuerza las especulaciones de que el compromiso oficial entre Enrique y Meghan estaba al caer.

«El divorcio es difícil. Tener custodia compartida aún más. Compartir custodia con la Familia Real británica en el ojo público de los tabloides de Londres es otro nivel», reza el sugestivo eslogan de la nueva serie cuyo título aún no se ha desvelado. En este proyecto, Trevor trabajará con los productores Jake Kasdan de «New Girl» y Danny Zuker, el hombre detrás de «Modern Family». La condición de divorciada de Meghan, que ahora su exmarido se dispone a explotar, quizá fue de lo que más impactó a la opinión pública en octubre del pasado año, cuando salió a la luz su noviazgo con el nieto de la Reina Isabel II. Salvando las distancias, no tardaron en aparecer los paralelismos con Wallis Simpson, la norteamericana dos veces divorciada por la que Eduardo VIII renunció a la corona.

Trevor Engelson y Meghan se conocieron en 2004 y mantuvieron un tranquilo noviazgo durante seis años hasta que en 2010 se comprometieron. La boda se celebró en octubre de 2011 en Ocho Ríos, en Jamaica, ante 102 invitados. «La ceremonia fue muy rápida, en 15 minutos estaban casados y todo el mundo saltó a la pista de baile. Está claro que le gente quería fiesta», comentó uno de los asistentes. Su vida conyugal se convirtió en un fiasco que no se sostuvo ni dos años. En agosto de 2013, firmaban el divorcio por «diferencias irreconciliables», pero lo que más pesó fue la distancia. Ella consiguió su papel en la exitosa serie «Suits» sólo unos meses antes de casarse, por que lo que tuvo que instalarse en Toronto, a cinco horas de avión de Los Ángeles, donde residía su marido. Engelson no es el único que trata de enturbiar la imagen de Meghan y de paso, hacer caja. Su hermana por parte de padre Samantha Grant, de 52 años, se halla inmersa en la escritura de una novela, con un título de lo más revelador. «The diary of Princess Pushy Sister» (El diario de la hermana de la princesa trepa).

Una «trepa» en Palacio

Las hijas de Thomas Markle, de 72 años, un exdirector de iluminación de cine y televisión del que Meghan heredó su pasión por la interpretación, vivieron juntas durante doce años en California. «Meghan es una trepa que de pequeña ya veía vídeos de la Familia Real y soñaba con ser princesa», se despacha a gusto la hermana. Samantha también le reprocha que en 2008, cuando le fue diagnosticada una esclerosis múltiple que la postró en una silla de ruedas, le diera la espalda.

Samantha Markle, la hermanastra de Meghan
Samantha Markle, la hermanastra de Meghan-ABC

«Si la Familia Real supiese cómo Meghan ha tratado a su familia, quedaría horrorizada». La hermana aireará los trapos sucios y de paso, abordará en su novela su relación con la madre de Meghan, la afroamericana Doria Radlan, instructora de yoga y trabajadora social. Viendo la forma en la que manejan los tiempos sus enemigos, no extrañaría que la serie y el libro viesen la luz en vísperas de la gran boda real. Un regalo repleto de intenciones.