Gente&Estilo - Gente

Gessica Notaro, miss italiana, desfigurada con ácido por su exnovio

Más de cien italianas fueron asesinadas en el 2016. El fenómeno de la agresión con ácido se extiende en Italia

Gessica Notaro trabajaba como entrenadora de delfines
Gessica Notaro trabajaba como entrenadora de delfines - Facebook
ÁNGEL GÓMEZ Corresponsal En Roma - Actualizado: Guardado en: Gente&Estilo Gente

Italia está sufriendo un fenómeno nuevo: El agredir a las mujeres con ácido se ha convertido en una práctica cada vez más extendida. Parece que tristemente creó escuela el caso de Lucía Annibali, joven abogada cuya cara fue desfigurada en abril del 2013 por la agresión con ácido por parte de su exnovio y colega Luca Varani, que fue condenado a 20 años por intento de homicidio. La historia de Lucía, que tuvo que sufrir numerosas intervenciones quirúrgicas, se ha convertido en un símbolo de la lucha contra este tipo de violencia, que se empieza a extender en Italia, aunque no es nuevo en otros países: Esta práctica cruel está radicada en Pakistán, Bangladesh, India o Afganistán, en los que se mutila, se mata o tortura a una mujer por diversos motivos, entre ellos el rechazo amoroso.

Finalista miss Italia

El último caso en Italia ve como protagonista a una finalista del concurso de Miss Italia en el 2007: Se trata de Gessica Notaro, de 28 años, exmiss Romagna, hospitalizada en Cesena, esperando que los médicos puedan salvarle los ojos. Cuando en la noche del martes se disponía a entrar a su casa, tras acompañar en coche a su nuevo novio, fue agredida con un líquido compuesto de ácido, con la misma dinámica de este tipo de delito, supuestamente por Edson Tavares, de Cabo Verde, quien había convivido durante un tiempo con la joven. Durante el interrogatorio Tavares, responsable con anterioridad de malos tratos, negó su participación en el delito. En su casa se encontraron ampollas con el mismo ácido.

La modelo junto a su expareja, presunto responsable de los hechos
La modelo junto a su expareja, presunto responsable de los hechos- Facebook

Gessica Notaro trabajaba como entrenadora de delfines en el delfinario de Rimini, pero su vida la había dedicado a la canción y desfiles como modelo, además de ser presentadora en emisoras locales. Una joven bella de cuyas pasiones hablan las fotos y videos mostrados en su página de Facebook. Aunque su ojo izquierdo corre grave peligro, Gessica confía en que los médicos le puedan salvar la vista para poder seguir con su pasión por la canción: «Aún estoy viva. Seguiré adelante», confiesa la joven en el hospital donde combate para recuperar la plena visión de sus ojos.

Tragedia sin fin

Más de cien mujeres fueron asesinadas el pasado año por sus maridos, novios o amantes. Una tragedia sin fin. Desgraciadamente a veces ocurre cuando un hombre pierde la cabeza por el abandono de la que consideraba su mujer, con una concepción arcaica de propiedad sin admitir la posibilidad de separación. La profesora de Derecho romano y griego Eva Cantarella afirma que la lógica perversa que lleva al feminicidio es casi siempre la misma: «Si no eres mía, ya no lo serás de ningún otro». En el caso de Gessica Notaro está además, según Cantarella, el factor belleza: «El agresor con ácido pretende cancelar la belleza de la mujer que lo ha dejado, pensando con su lógica perversa de que sin belleza a la mujer ya no le queda nada».

Toda la actualidad en portada

comentarios