Gente&Estilo - Gente

Mar Torres-Fontes, una de las razones de Felipe de Marichalar para volver a España

Aunque ellos ni confirman ni desmienten el noviazgo, lo bien cierto es que el entorno de ambos afirma que entre ellos «hay algo más que una relación de amistad»

Mar Torres-Fontes junto a Felipe de Marichalar
Mar Torres-Fontes junto a Felipe de Marichalar - GDG

Tras graduarse en el internado Blue Ridge en Saint George (Virginia) la semana pasada, Felipe de Marichalar disfruta ahora de las vacaciones previas a empezar sus estudios en la sede madrileña de la universidad americana CIS. Después de pasar varios periodos estivales en internados para presentarse a las convocatorias extraordinarias de septiembre, este es, sin duda, el verano más tranquilo y placentero para el hijo de la Infanta Elena.

Precisamente el verano de 2014 (cuando se jugaba repetir curso por segunda vez), el sobrino del Rey Felipe lo pasó interno en el Colegio Sagrada Familia de Sigüenza, en Guadalajara. Fue allí donde conoció a Mar Torres-Fontes, una amiga muy especial para él con quien se le vio compartiendo confidencias en el desfile que organizó la revista Telva en la Plaza de Las Ventas el pasado 23 de junio, el mismo día que ella cumplía 19 años. Además de celebrarlo esa noche disfrutando de la actuación del grupo Taburete, pocos días después la pareja compartía una cama balinesa en el chiringuito ibicenco de Cala Bassa. La isla balear, así como la vecina Formentera, son un destino muy recurrente para Torres durante el verano.

Aunque ellos ni confirman ni desmienten el noviazgo, lo bien cierto es que el entorno de ambos afirma que entre ellos «hay algo más que una relación de amistad». Durante este último año, cada vez que Felipe viajaba a Madrid se le podía ver disfrutando del ocio nocturno de la capital junto a su pandilla de amigos a la que también pertenece ella. Sobre el expediente académico de Felipe se han escrito ríos de tinta, pero del de Torres se sabe poco. Estudió en el Colegio Jesús-María de Madrid y ahora tendría que empezar sus estudios universitarios.

Torres es nieta del empresario Tomás Fuertes Fernández, que ocupa el puesto número 24 de la lista «Forbes» de fortunas españolas por ser el propietario del Grupo Fuertes, un holding donde se encuentra El Pozo Alimentación. Mar es fruto del matrimonio de Mar Fuertes Quintanilla con el empresario Juan Torres-Fontes. Hace un tiempo que sus padres se divorciaron y ella vive en el madrileño barrio de Salamanca con su madre y su hermana Marta. Aunque también se la ha visto alguna vez en el barrio de Malasaña, Mar frecuenta las mismas discotecas que Felipe. Los jueves por la noche es asidua a Gabana, previa cena en Ramses, Amazónico o Zaperoco. Los fines de semana acude a Upper Club y a Teatro Barceló, donde el año pasado Felipe celebró su mayoría de edad. Éccola, Bisú, Fabrik, OPIUM o la Sala BUT son otros de sus lugares fetiche. En todos ellos frecuenta los reservados, donde las botellas de Moët & Chandon y Vodka Belvedere son un clásico. Asiste con tanta regularidad, que en alguno de estos clubes le han ofrecido ser Relaciones Públicas.

Como a cualquier joven de su edad también le gusta viajar. En el último año ha visitado México, Berlín, Praga, Marruecos, Croacia o Amsterdam. Para todos estos viajes, en su lista de Spotify no faltan canciones de Willy Bárcenas y Antón Carreño o de C. Tangana. Con Felipe, que se sepa, solo ha viajado a Ibiza y Marbella, donde estuvieron el año pasado disfrutando de la gala Starlite. Si a partir de ahora él empieza a acompañarle en sus viajes es algo que sabremos por los paparazzi, lo que sí está claro es que ella podría ser la razón por la que él no ha querido estudiar la carrera en Estados Unidos y ha decidido volver a España.

Toda la actualidad en portada

comentarios