La periodista María Teresa Campos, por las calles de Madrid hace unos meses
La periodista María Teresa Campos, por las calles de Madrid hace unos meses - GTRES

María Teresa Campos sale de la UCI y la trasladan a planta

La periodista presenta una ligera mejoría, está más animada y con ganas de irse a casa

MADRIDActualizado:

Hasta este jueves por la tarde, Terelu Campos pasó todo el tiempo posible al lado de su madre en la UCI de la Unidad de Ictus de la Fundación Jiménez Díaz. Fue ayer cuando los médicos comunicaron a las hijas de María Teresa Campos que su madre iba a ser trasladada a planta. A pesar del cansancio, Terelu sigue atendiendo a los medios que se interesan por la salud de su madre y que están pendientes de estas horas decisivas para saber cómo será su evolución.

Por fin la familia recibió mejores noticias, y es que el médico les dijo que el problema de visión que la presentadora tiene a raíz de la isquemia cerebral que sufrió el martes parece que empieza a mejorar y eso, sin duda alguna, es muy positivo. Por lo que hay esperanza de que pueda recuperarse del todo en cuestión de tiempo. «Hay quien lo consigue en días, otros en semanas y quien tarda más tiempo», aseguró Terelu, que junto a su hermana Carmen Borrego están pendientes de no dejarla ni un momento sola.

Aunque estaba previsto hacerle una resonancia magnética el pasado miércoles, finalmente optaron por esperar un poco más dado que «no era urgente ni necesario ya que están conformes con el tratamiento y saben los problemas de claustrofobia que María Teresa padece de toda la vida. Si ella está más tranquila igual se lo hacen uno de estos días», explica su hija.

Consciente y con ganas de levantarse y caminar, María Teresa fue quien ordenó a sus hijas que no comunicaran lo que le había pasado a su novio Edmundo «Bigote» Arrocet, quien permanece incomunicado en el reality «Supervivientes». «Los hijos de Edmundo no paran de llamar preocupados por mi madre. Ellos desde el principio han querido informar a su padre pero hemos decidido respetar la decisión de María Teresa, porque es consciente de la ilusión con la que ha acudido al concurso y no quiere decirle nada porque sabe perfectamente que vendría de forma inmediata», asegura Terelu quien también aclara que su madre habla perfectamente y no tiene ningún problema de parálisis en la cara. «Mi madre tiene un problema de visión, ve doble con los ojos abiertos. Si se tapa uno no ocurre. Es una diplopía y la buena noticia es que es algo normal en estos casos y creen que se va a recuperar», añade.

En cuanto a su estado anímico, ayuda mucho que ya pueda comer. La sientan y está con ganas de irse a casa y con su genio. Y eso es muy buen síntoma. «Evidentemente tiene un susto enorme porque es consciente de que podía haber sido mucho peor», cuenta. Volviendo a Bigote, insiste en que «es su decisión y hay que respetarla. Tiene claro que si a Bigote le dicen que está en la UCI de la Unidad de Ictus de un hospital le da un ataque. La primera que lo tiene claro es ella y por eso nos ha pedido que nadie le informe», puntualiza.