Meghan Markle conquista a los escoceses con su abrigo de tartán

El Príncipe Harry y su futura mujer han visitado este martes Edimburgo después de anunciar su compromiso

MADRIDActualizado:

El Príncipe Harry y su prometida, la exactriz estadounidense Meghan Markle, no dejan de sorprender allá donde van. Este martes visitaron Edimburgo, su primer viaje oficial desde que anunciaron su compromiso, y fueron recibidos por una multitud emocionada, que resistió el frío para darles la bienvenida a las puertas del castillo de la ciudad.

El futuro matrimonio, que llegó sonriente y de la mano, dedicó cerca de media hora a saludar a las personas que se acercaron hasta la explanada de entrada al monumento, para tener la oportunidad de felicitarles por su próximo enlace.

Y como no podía ser de otra manera, la futura mujer del nieto de la Reina Isabel II eligió, para la ocasión, una prenda segura: un abrigo de tartán ( tejido asociado tradicionalmente con Escocia) en tonos azules y verdes de Burberry. Para completar su «look» escongió un pantalón negro acampanado de Veronica Beard y un pequeño bolso a juego de la firma edimburguesa Strathberry.

Un conjunto con el que terminó de conquistar a los pocos indecisos que aún no sienten admiración y adoración por Meghan Markle. «Estamos muy contentas de poderles ver por primera vez y, aunque no podremos ir a Windsor, no nos perderemos la ceremonia de la boda por televisión», contó una de las tres estudiantes que pudieron acercarse a la pareja.

Ruta

Enrique y Megan asistieron al tradicional disparo de la una en punto desde el castillo y después visitaron Social Bite, una cafetería con fines sociales en la conocida como Ciudad Nueva. Allí se interesaron por el funcionamiento de esta organización que a través de sus cafés, ubicados en toda la región, hace llegar cada año 100.000 alimentos y bebidas calientes a las personas sin hogar, algunas de ellas parte del personal al que la pareja conoció.

Social Bite es un sitio de visita casi obligada para muchas personalidades que llegan a Edimburgo y ya han pasado por sus instalaciones la duquesa de Cornualles, Camilla, y los actores estadounidenses Leonardo Di Caprio y George Clooney.

La última parada del Príncipe y su prometida en esta visita de un día a la capital de Escocia, fue el Palacio de Holyrood, sede del Parlamento regional, donde se reunieron con representantes de varias asociaciones benéficas que trabajan con jóvenes. Este 2018 ha sido nombrado como el Año de la Juventud en Escocia, con el objetivo de dar voz a los jóvenes sobre los temas que les afectan.

Es la segunda visita a una región autónoma del Reino Unido que realizan el nieto de la Reina Isabel II y su novia desde que anunciaron sus planes de boda el pasado noviembre. A finales de enero estuvieron en Cardiff (Gales) y todo apunta a que antes del enlace se dirigirán también a Irlanda del Norte, donde, una vez más, recibirán el calor de la gente.