GTRES

Meghan Markle y el Príncipe Harry ya están en Windsor para ensayar su boda

Tras anunciar que el padre de la novia no estará en la ceremonia, la pareja ha acudido a la capilla de San Jorge junto a los duques de Cambridge, la Reina Isabel II y el duque de Edimburgo para ultimar todos los detalles

MADRIDActualizado:

Quedan 48 horas para que el Príncipe Harry y Meghan Markle se den el «sí, quiero», motivo por el que los novios han ido hasta el castillo de Windsor para ensayar y que nada salga mal el sábado. Un ensayo programado que ha tenido lugar apenas unas horas después de que la novia lanzara un comunicado explicando que su padre no estará junto a ella el 19 de mayo en la capilla de San Jorge.

La pareja llegó sonriendo en un Range Rover, intentando dar una muestra de normalidad tras el jaleo provocado por el padre y los hermanos de la exactriz. Y es que, según publica «Daily Mail», Meghan todavía está «muy avergonzada» por el comportamiento de su familia.

Junto a los novios, también se acercaron al castillo de Windsor los duques de Cambridge, convirtiéndose esta en la primera vez que Catalina de Cambridge es vista en público tras el nacimiento de su tercer hijo, el príncipe Luis; así como Doria, madre de la novia y principal punto de apoyo de Meghan ante el escándalo de su familia paterna.

Los duques de Cambridge llegando al castillo de Windsor
Los duques de Cambridge llegando al castillo de Windsor - GTRES

Los tabloides británicos aseguran que será Doria quien acompañe a su hija al altar tras la ausencia, confirmada a última hora, de Thomas Markle. «Tristemente, mi padre no podrá asistir a nuestra boda. Siempre me he preocupado por mi padre y espero que tenga el espacio que necesita para centrarse en recuperar su salud», recogía el comunicado publicado por el palacio de Kensington en nombre de Meghan Markle.

La ausencia de Thomas Markle marcará una boda en la que los escándalos de la familia de la novia han eclipsado gran parte de los preparativos, especialmente desde que su padre firmara un acuerdo con varios paparazzi para que le hicieran algunas fotografías mientras paseaba por Londres. Tras salir a la luz el trato económico, Markle aseguró que no iría a la boda. Más tarde se retractó de sus palabras y finalmente parece que será una operación de corazón lo que mantendrá al hombre de 72 años lejos del castillo de Windsor.

Así las cosas, se desconoce si Thomas Markle llegó o no a conocer a Isabel II. Sin duda lo hará Doria, ya que la Reina de Inglaterra y el duque de Edimburgo también acudirán al ensayo general de la boda.