GTRES/Instagram

Una modelo británica asegura que pasar una noche con Orlando Bloom terminó con su carrera

Viviana Ross lamenta que, tras publicarse su «affaire» con el actor, ninguna marca quiso volver a contar con ella

MADRIDActualizado:

Si alguien piensa que tener una relación con alguien famoso es pasaporte directo al estrellato, igual debería pensárselo dos veces para no acabar estrellado, como la modelo inglesa Viviana Ross. La joven conoció a Orlarndo Bloom mientras trabajaba de camarera en un hotel y caer rendida ante los encantos del galán cinematográfico fue el punto y final de su carrera profesional.

Ross ha querido contar sus vivencias a «The Sun», para avisar a otras jóvenes de que una noche de pasión con un actor no siempre es una buena idea y, de paso, embolsarse algunas libras por su historia. La joven trabajaba en el Chiltern Firehouse, uno de los hoteles más exclusivos de Londres, cuando conoció al intérprete. «La química nació al instante», asegura. Tras acabar su turno, subió a la habitación de Bloom y dieron rienda suelta al deseo.

Curves for president 💪🏼😜 #valentinesday #shoes ❤️

Una publicación compartida de Viviana Ross (@iamvivianaross) el

Pero la luz del día trajo una nueva perspectiva a Ross y Bloom. En este caso, la del mánager de la joven. Tras conocerse el encuentro entre la aspirante a modelo y el protagonista de «Piratas del Caribe», «mis agentes dejaron llevarme y nadie quería trabajar conmigo. Mientras tanto, él iba de cama en cama. Yo he perdido mucho y Orlando no ha perdido nada».

Y si eso fuera poco, Ross notó pronto como el interés del actor en ella pasaba de largo. «Ni tiene clase ni es un caballero. Cortó el contacto conmigo y ya está. Su imagen no se dañó como la mía», insiste.

Orlando Bloom junto a Katy Perry y el Papa Francisco
Orlando Bloom junto a Katy Perry y el Papa Francisco - GTRES

«Perdí toda mi credibilidad. Una revista especializada en moda nupcial que me quería en su portada rescindió mi contrato. Me buscaban en Google y cuando se enteraban de la historia ya no querían saber nada», rememora. A la vez que su carrera como modelo se desmoronaba, varios canales de teelvisión se pusieron en contacto con ella para ofrecerle participar en programas como «Gran Hermano».

Ross afirma que no aceptó ninguna de esas ofertas porque quiere utilizar su historia para luchar contra el machismo imperante en el mercado del entretenimiento: «Él se reafirma en su hombría, a mí me han puesto una etiqueta en la frente».