James, vizconde Severn, entre sus padres, el príncipe Eduardo y la condesa de Wessex
James, vizconde Severn, entre sus padres, el príncipe Eduardo y la condesa de Wessex - GTRES

Un nieto de Isabel II de 10 años, cazado al volante por los fotógrafos

El hijo del príncipe Eduardo conducía el vehículo familiar en los terrenos privados del castillo de Windsor «a gran velocidad», según algunos testigos

MADRIDActualizado:

¿Quién no se ha puesto al volante cuando era un niño bajo la atenta mirada de un adulto? No son pocos los padres que sientan a sus hijos sobre sus piernas y les permiten -con precaución y en zonas privadas- girar el volante a derecha e izquierda, mientras ellos se encargan de los pedales.

Pues bien, uno de los nietos de Isabel II ha sido fotografiado conduciendo con apenas 10 años. Se trata de James, vizconde Severn, hijo del príncipe Eduardo y su esposa, la condesa de Wessex. El pequeño manejaba con maestría un Land Rover por los terrenos privados del castillo de Windsor, conduciendo «a gran velocidad» según contaron testigos presenciales a «Daily Mail».

Las fotos fueron tomadas el lunes, un día después de que el vizconde Severn acudiera con su familia a la tradicional misa del domingo de Pascua. Ese día, el pequeño fue fotografiado llorando y enfadado con su madre, quien intentaba sin éxito consolarlo fuera del alcance de las cámaras.

El príncipe Eduardo, hijo menor de Isabel II y Felipe de Edimburgo, pasó la Semana Santa junto a su familia en Windsor, donde el próximo mes de mayo tendrá lugar la boda de su sobrino, el príncipe Harry, con la actriz Meghan Markle.