Gente&Estilo - Gente

Ana Obregón: «Todavía no he sentido el síndrome de nido vacío»

La actriz ha estado demasiado ocupada con sus padres para notar la ausencia de su hijo en casa

La actriz Ana Obregón a su llegada a la gala de los premios Iris de televisión el pasado mes de noviembre
La actriz Ana Obregón a su llegada a la gala de los premios Iris de televisión el pasado mes de noviembre - EFE
BEATRIZ CORTÁZAR Madrid - Actualizado: Guardado en: Gente&Estilo Gente

Un mes es el tiempo que ha pasado ingresado en el hospital Antonio García, el padre de la actriz Ana Obregón, que ya está de nuevo en su residencia madrileña acompañado por su mujer, Ana María, y todos sus hijos. «Hoy es un día muy feliz para mí porque mi padre por fin está en casa. Llevo un mes apoyando a mi familia y lo he pasado muy mal. He aparcado todos mis proyectos profesionales, porque es cuando más me necesitaban, pero en breve retomaré mi agenda» asegura la también bióloga.

Lo cierto es que ha estado tan volcada en atenderles que casi ni se ha enterado que su hijo se ha ido de casa: «No he sentido el síndrome del nido vacío porque he estado tan pendiente de mis padres que ni he tenido tiempo para pensar. Es verdad que con tan sólo 24 años, mi hijo ha querido independizarse y que me hubiera gustado que tardara más en hacerlo, pero por otra parte es un orgullo ver cómo da este paso y sobre todo lo eficiente que es en su trabajo».

Ana tuvo un respiro días atrás en la plaza de toros de Illescas la tarde en la que José María Manzanares consiguió que indultaran a su último toro tras una gran faena. «Me vino muy bien airearme y salir de mi encierro, pero estuve todo el tiempo pendiente del móvil para saber que en casa todo estaba en orden», confiesa.

En cuanto al plano sentimental asegura que sin amores a la vista «está más tranquila y a gusto que nunca» y tras dos años sin parar, puesto que enlazó la obra «Sofocos» con el reality que grabó para Kiss TV, Ana espera poder tener algo de paz y hasta tener un verano familiar, aunque en ella, cualquier cambio es posible en el último minuto.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios