Gente&Estilo - Gente

Gessica Notaro: «Mi exnovio me esperaba bajo mi casa con una botella de ácido»

La Miss italiana y modelo, desfigurada por su expareja de Cabo Verde, cuenta desde el hospital los detalles de la agresión: «Sin decir una palabra, me lanzó el líquido y huyó. Lo seguí algún metro gritando de dolor»

Gessica Notaro
Gessica Notaro - INSTAGRAM
ÁNGEL GÓMEZ Corresponsal En Roma - Actualizado: Guardado en: Gente&Estilo Gente

«Solo quiero recuperar la vista. No me importa si mi cara queda desfigurada. Con un ojo puedo ver y ya soy feliz». Así Gessica Notaro (28 años), finalista en el concurso Miss Italia 2007 y Miss Romagna, inició a contar los detalles de su desgraciada aventura con su exnovio, Edson Tavares (29 años), de Cabo Verde, que le roció con ácido la cara la pasada semana y ahora se encuentra en la cárcel. Gessica Notaro trabajaba como entrenadora de leones marinos en el delfinario de Rimini, pero su vida la había dedicado a la canción y desfiles como modelo, además de ser presentadora en emisoras locales de televisión.

Desde el hospital Maurizio Bufalini de Cesana, norte de Italia, concedió la primera entrevista al diario «Il Resto del Carlino»: «Eras las once y cuarto de la noche cuando regresaba a casa con mi coche y en compañía de mi novio actual. Al llegar cerca de la barrera, nos saludamos y él se bajó. Yo me dirigí hacia mi plaza de garaje. Mientras estaba saliendo y cogiendo mi bolso, me encontré delante y de repente a mi exnovio Eddy. Vi que tenía en la mano una botella de plástico, él estaba vestido de negro. Sin decir una palabra me lanzó el líquido y huyó. Lo seguí algún metro, gritando de dolor, la cara me abrasaba y la vista se nublaba cada vez más. Confíaba en que todavía estuviera mi actual novio, pero ya se había ido. Corrí hacia casa y llamé desde el interfono a mi madre, que bajó en pijama. Le dije: «Eddy me ha tirado el ácido», y nos fuimos corriendo al hospital».

«Lo acogimos como a un hijo»

En ese mismo día de la agresión , el exnovio Tavares había llamado a Gabriela Botturi, la madre de Gessica, dos veces por teléfono, preguntándole dónde se encontraba porque necesitaba hablar con ella urgentemente: «Está fuera de casa, cuando vuelva le diré que has llamado», le dijo la madre de la joven. Hoy, Gabriela Botturi, se refiere al excompañero de su hija con profunda amargura: «Lo acogimos como a un hijo, entró a formar parte de nuestra familia. Nunca me habría esperado nada parecido, después de todo el afecto que le hemos dado», afirma la madre de Gessica. Aunque Edson Tavares niega ser el autor de la agresión, la policía le encontró en su casa siete ampollas con el mismo acido con el que desfiguró a la exMiss.

La joven conoció a Tavares hace unos tres años en Rimini, donde ambos trabajaban en el acuario. Mantuvieron una relación durante dos años y llegaron incluso a convivir juntos, terminando su historia en el pasado mes de mayo por voluntad de Gessica. Tavares no aceptó de buena gana la ruptura y la joven se vio obligada a denunciarlo por acoso a finales de verano.

El caboverdiano pensó cancelar para siempre con el ácido la belleza y sonrisa de la joven. Su rostro ha quedado desfigurado y necesitará diversas operaciones, pero Gessica permanece positiva y cargada de esperanza, según confiesa su madre: «Es una chica increíble. Es ella la que nos levanta la moral, sin perder nunca el buen humor. Está contentísima porque ha vuelto a ver con un ojo».

Toda la actualidad en portada

comentarios