Alexandra de Hannover y Pierre Passebon
Alexandra de Hannover y Pierre Passebon - INSTAGRAM

Así fue la puesta de largo de Alexandra de Hannover

La hija menor de Carolina de Mónaco y Ernesto de Hannover ha celebrado su mayoría de edad por todo lo alto

MADRIDActualizado:

Alexandra de Hannover ha celebrado su mayoría de edad por adelantado en una fiesta por todo lo alto, que cumplirá los 18 años el próximo 20 de julio. El festín de la hija menor de Carolina de Mónaco ha durado dos días, en los que ha viajado a dos países diferentes para poder estar junto a su familia y amigos.

La fiesta de bienvenida tuvo lugar en Francia, concretamente en el Observatorio de Niza, un lugar emblemático. Se llevó a cabo durante la noche del sábado bajo un maravilloso juego de luces que dieron el toque de elegancia y majestuosidad a esta ceremonia.

Al día siguiente, todos los asistentes se trasladaron a Mónaco para seguir con la festividad. Esta vez, la homenajeada sorprendió a los invitados con un fantástico «brunch» en el Yatch Club, un lugar creado específicamente para celebrar importantes eventos y que fue presentado en su inauguración como una «ciudad en miniatura».

Entre los invitados de honor a la fiesta se encontraba la madre de Alexandra, Carolina de Mónaco; sus hermanos, Pierre, Andrea y Carlota Casiraghi. También hicieron acto de presencia su prima Camille Gottlieb y figuras de éxito del mundo del diseño como Jacques Grande y Pierre Passebon. Tal como relata la revista «Hola», se desconoce si Ernesto de Hannover se pasó por la puesta de largo de su hija, algo de lo que no se tiene constancia.

Can I please take him home ? 🍉🌴🍍

Una publicación compartida de Matilde Ferri (@matildeferrimatildeferri) el

Por otro lado, el «dress code» fue de lo más pintoresco y varió en gran cantidad según lo requería la ocasión. No cabe duda de que los estampados florales y el «pink flamingo» tanto en decoración como en la vestimenta de los presentes fue lo más requerido. Muchos invitados fueron en bañador y con gafas de sol, un complemento imprescindible del verano. La nota musical fue proporcionada por la banda The Phly Boyz, un grupo muy conocido en Niza.