UGO CAMERA

Custo Barcelona y el evidente cambio de rumbo de la moda

La marca celebra su 20 aniversario. «Hay que cambiar el modelo de negocio», dice Custo Dalmau a ABC

Nueva YorkActualizado:

«Hay que cambiar el modelo de negocio», declara Custodio Dalmau en su entrevista a ABC en Nueva York. Custo Barcelona ha presentado en la pasarela de Nueva York su colección número 40: cumple exactamente 20 años sobre la pasarela de la Gran Manzana, donde fue el primer español en llegar.

Para celebrar este aniversario, han cruzado el Atlántico con Custo más de 600 personas, entre prensa y amigos. Tranquilo y seguro, con la calma que da llevar la lección bien preparada, Custo contesta a nuestras preguntas sobre los cambios que la moda está sufriendo estas semanas: «Es lógico que el sistema cambie: las pasarelas se mantienen igual que hace 40 o 50 años, mientras que en ese tiempo, el mundo ha cambiado varias veces. Ahora el cliente pide inmediatez: no quiere esperar 5 meses para poder comprar».

¿Ha pensado en los cambios logísticos que entrañará la venta inmediata tras el desfile? «En Custo Barcelona nos estamos planteando sumarnos a la iniciativa porque es lo que el mercado va a pedir, pero surgirán las dificultades de un proceso industrial distinto. Habrá que replantearse el modelo de negocio. El actual desfase de cinco meses entre la fecha del desfile y la fecha de distribución, no beneficia a nadie».

¿Se tomarán nuevos riesgos al anticipar la fecha de la compra de materias primas y de la producción? «Si, habrá nuevos riesgos al lanzar la producción cuando se está presentando o antes; nos equivocaremos, aprenderemos y acabará teniendo sus ventajas».

¿A quién se dirige la nueva colección, Reborn (Renacido)? «En Europa el crecimiento es muy difícil, es un mercado muy maduro y no hay fiebre consumista. Me enfoco en el mercado de los Estados Unidos, donde aún existe ánimo de compra. Y me dirijo a la generación de los hijos de nuestros primeros clientes. Para ellos, hemos ideado una colección con un giro hacia la contención y la moderación, con el hilo conductor del color negro; y planeamos una comunicación diferente».

¿Cuales son sus objetivos para este próximo año? ¿Están los países emergentes en su punto de mira? «Hemos renunciado a entrar en China porque es un mercado muy saturado, con más oferta que demanda: les sobra producto por todos lados. Pero hay zonas emergentes muy interesantes, como la India, Hispanoamérica, el Sudeste Asiático e incluso Irán. En Irán, la gente se vuelve a abrir: aunque en la calle tengan que mantener otra imagen, tanto en su vida privada como en sus viajes, demuestran un gusto por lo occidental.»

¿Cual ha sido su mayor logro empresarial en estos 20 años de «customanía»?

«En todo este tiempo, hemos evolucionado constantemente y nos hemos hecho mucho mas sofisticados, si tenemos en cuenta de que empezamos haciendo camisetas. Haber sobrevivido durante estos 20 años de esfuerzos, éxitos, dificultades y cambios, ha sido todo un logro para una empresa pequeña como la nuestra». Custo Barcelona presentó una colección sofisticada, comercial y novedosa, un cruce entre el toque técnico y sideral de Courrèges —con botines blancos, leotardos y prendas en pvc—, el giro deportivo del Adidas de los años 70 y la bohemia multicultural de sus raíces.

Han tenido lugar también los desfiles de Carolina Herrera, Rachel Zoe, Ralph Lauren o Victoria Beckham, cada uno haciendo gala de su habitual estilo y sin grandes novedades. En cambio, Diane von Furstenberg, presidenta de la CFDA, explicó que ha contratado a asesores para que les aconsejen a la hora de replantear el sistema de la moda estadounidense. Von Furstenberg, en su propio desfile -que cambió de lugar y celebro en sus oficinas de la calle 14-, anunció que varias de las piezas presentadas estarían a la venta ayer mismo, si bien solo se trataba de un golpe de efecto con el que mostrar que se adhiere al nuevo modus operandi.

Tommy Hilfiger ha anunciado oficialmente su voluntad de cambiar de inmediato el sistema de la pasarela, democratizándola para que los desfiles se conviertan en una experiencia multimedia y en una ocasión para «comprar ahora y usar ahora». Con una colección de corte marinero y calzado dorado de tacón grueso, Hilfiger, pretende que tras su próximo desfile se encuentre inmediatamente a la venta la colección, que contará con Gigi Hadid como colaboradora. ¿Quién da más? Hagan juego, señores.