Victoria Beckham
Victoria Beckham - GTRES

Un fondo invierte 34 millones de euros en la firma de moda de Victoria Beckham

Los nuevos socios de la ex Spice Girl acaban así con una deuda de cinco millones de euros

MADRIDActualizado:

Victoria Beckham, la ex Spice Girl más inteligente y ambiciosa, lanzó su propia marca de moda en 2008. Se trataba entonces de consolidar su fama tras la debacle de su grupo musical, teniendo en cuenta que la voz de Victoria no ha sido nunca uno de sus grandes activos. Ahora, el grupo de Private Equity Neo Investment Partners consolida con su impulso el proyecto de la mujer de David Beckham.

La idea comenzó antes de 2008, con el ansia de Victoria Beckham de rentabilizar su fama y la de su marido. Ella, que supo refinar a su marido y consolidarlo como hombre-anuncio de importantes marcas masculinas de moda y belleza, quería seguir jugando al Monopoly con su propia imagen. Dicho y hecho, con grandes recursos personales y los proveedores de muchas marcas a su disposición, lanzó inicialmente una marca de vaqueros llamada Victoria & David Beckham con un par de siluetas en varios colores y tallas. Después llegaron las gafas y finalmente su marca de moda y accesorios, con vestidos, abrigos, bolsos y zapatos.

El precio, un elemento difícil de mejorar para quien no tiene economías de escala y aprovecha así un nicho alto de mercado de precios desorbitados, acercaba sus colecciones a las de las gemelas Mary-Kate y Ashley Olsen, la epítome de la moda hecha en pequeñas cantidades, respetando los márgenes de más de un intermediario.

Tras abrir sus primeras tiendas físicas hace un par de años, en Londres y Hong Kong, necesita seguir en expansión. Ya está presente en 400 tiendas multimarca e importantes grandes almacenes como Harrods o Selfridges. Para dar un empujón a su crecimiento y avanzar en el competitivo mundo de la moda, Victoria ha aceptado la inyección financiera de 40 millones de dólares (34 millones de euros) que un grupo de private equity le ha proporcionado. Se trata de Neo Investment Partners, un fondo con base en Londres, especializado en inversiones en la industria europea del lujo, del tipo las bagueterias Paul, la marca AMI, Tom Dixon o Alain Mikli. Aunque el porcentaje de la empresa que se les ha cedido a cambio de su apoyo financiero no se ha desvelado aún, la intención es que con esos fondos se consiga expandir la red de tiendas propias en el mundo, la red de venta online y las categorías de producto.

Una empresa con pérdidas

La empresa de moda de Victoria Beckham está en pérdidas desde casi el inicio, posee un gran potencial. Parte de esta inyección de fondos irá a pagar los cinco millones de euros de deuda de la empresa y se necesita invertir en una nueva sede que de lugar a un equipo más completo, con profesionales de amplias categoría e iniciativas promocionales importantes. Victoria, que pronto celebrará los 10 años de su marca de ropa, siempre ha contado con el apoyo de su marido y de Simon Fuller, artífice y manager de las Spice Girls, que sigue siendo su mano derecha y está detrás de casi todos los movimientos acertados de la cantante. De hecho, Simon es accionista de las empresas de Victoria.

Victoria saca una tremenda rentabilidad a sus colaboraciones con Reebok, Estée Lauder o Target, así como a sus bolos y a la venta de sus derechos de imagen y derechos musicales. David Beckham, más de lo mismo: solo sus rentas son ya impresionantes. Pero a Victoria se le dan mejor las colaboraciones en empresas ajenas, en las que pone básicamente su imagen, que las actividades que requieren proyectos empresariales de enjundia. En cualquier caso, e independientemente de sus exagerados cambios físicos y de algunas otras manías, Victoria Beckham tiene un gran mérito por haber sabido pasar de ser una chica de los suburbios londinenses sin formación a ser un ejemplo mundial de persona trabajadora, exitosa y resuelta.