Los siete políticos mejor vestidos

En política, como en todas las profesiones con visibilidad, una de las más potentes armas del candidato es su comunicación no verbal

Actualizado:

En política, como en todas las profesiones con visibilidad, una de las más potentes armas del candidato es su comunicación no verbal. El atuendo y el estilo personal juegan por tanto un rol clave en el éxito o el fracaso, en la solidez y la credibilidad del político. Hacemos un repaso de los que aciertan con mayor frecuencia:

1234567
  1. Íñigo de la Serna

    El ministro de Fomento es probablemente el político mejor vestido de España. Une a su estupenda planta, una gran naturalidad con cualquier atuendo y una cuidada selección de trajes de chaqueta que no sabemos si encargaría en su día a Miguel Lozano, en su Bilbao natal, o a los mejores sastres de su querido Santander, donde fue alcalde entre 2007 y 2016, ya fuese a Montans, Vega o Tweed.

  2. Gustavo Matos

    El nuevo portavoz adjunto del PSOE en el Parlamento canario sabe ir bien vestido en todas las ocasiones y eso que la climatología canaria no es fácil de conciliar con el buen vestir. Combina bien los blazers con camisas azules sin corbata, algo poco baladí.

  3. Rafael Hernando

    El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados, domina el arte de estar -o al menos parecer - cómodo con cualquier tipo de atuendo. Sabe llevar con tanta soltura el traje de chaqueta, como los pantalones chinos con blazer o la camisa sin corbata.

  4. Iñaki Oyarzábal

    Actualmente secretario de Justicia, Derechos y Libertades del Partido Popular vasco, es un profesional de la moda y se nota. Sus más de diez años como propietario de dos establecimientos de moda en Vitoria, su ciudad natal, son evidentes. Es de los escasísimos políticos que sabe combinar bien un vaquero con blazer y sin corbata, sin perder ni un ápice de su «chic» habitual.

  5. Javier Fernández

    El presidente del Principado de Asturias desde el 26 de mayo de 2012, es un hombre ponderado en su palabra y en su atuendo. Jamás fuera de tono, ni por arriba ni por abajo, luce con rigor según las más sencillas -pero esenciales- normas de urbanidad y protocolo, ya sea de traje o con un simple jersey de lana y pantalones beige.

  6. Javier Maroto Aranzábal

    Javier Maroto Aranzábal, vicesecretario del Partido Popular del País Vasco, pasea un estilo desenfadado -pero cuidado- muy actual. Sus años como alcalde de Vitoria le curtieron en todas las lides: vaqueros, chinos y trajes de vestir. Sencillo pero siempre a tono.

  7. Albert Rivera

    Aunque Albert Rivera no siempre lleve las mangas del largo adecuado, ni el corte de sus trajes sea impecable, insiste en ir exactamente «comme il faut», o sea, como las circunstancias exigen. Su tenacidad, su respeto por el «donde fueres haz lo que vieres» y su buena planta, le llevarán a perfeccionar sus atuendos.