Modelo con diseño de Balmain
Modelo con diseño de Balmain - ABC
Moda

Sorpresas en la pasarela durante la Semana de la Moda en París

En el entretenido circo en el que se ha convertido la pasarela durante estos días, no deja de haber novedades más o menos agradables

ParísActualizado:

En el entretenido circo en el que se ha convertido la Semana de la Moda de París, -la cita que cierra el mes más intenso del año en cuanto a moda-, no deja de haber novedades, más o menos agradables sobre las tendencias de la próxima temporada Primavera-Verano 2018.

Maison Margiela, a manos del criticado y alabado -casi a partes iguales- John Galliano, gustó por su sofisticada pero moderna colección. Galliano, que ha recuperado de lleno el surrealismo de Martin Margiela, ofreció una serie de básicos intemporales reinventados. Las gabardinas transparentes que en su día ideó la Schiaparelli fueron el hilo conductor. Los botines del desfile mezclaron cuero, tejidos técnicos y velcro, oteando de lejos lo que en un futuro puede ser la zapatería en el siglo XXI.

En cambio, Lanvin, la gran casa parisina que acaba de estrenar como director creativo a Olivier Lapidus, decepcionó por su simpleza y falta de sustancia. Fundada por Jeanne Lanvin a finales del siglo XIX, sus colecciones han brillado siempre por la sofisticación, el detalle y la novedad: flores, encajes, cintas, que renacieron con la llegada de Alber Elbaz en 2001 como director creativo.

Tras ser comprada por la mecenas china Shaw Lan Wang en ese mismo 2001, sus escaparates nunca fueron el espectáculo tedioso que prometen ser el año que viene. Por el contrario, el permanente allure de Chloé no ha parecido variar con los distintos cambios de dirección creativa. Desaparecida Gaby Aghion, su fundadora, y habiendo tomado las riendas Karl Lagerfeld durante décadas, está claro que la simplicidad, el corte años 50, los vestidos camiseros, el rosa y el beige de las arenas de Egipto, así como el crepe de seda y la muselina, han sido siempre puntos de partida para las colecciones. Con la marcha de Stella McCartney y la época de Phoebe Philo en su sustitución, los clásicos de la maison se siguieron en la pasarela. Su éxito comercial se consolidó con Clare Waight Keller y la nueva directora creativa desde esta temporada, Natacha Ramsay-Levi, ha comenzado su labor con una lluvia de aplausos.