Actualidad Córdoba

Finos, de tinaja y jóvenes se imponen en la Cata del Vino 2017

Por Rocío Górriz,

Una semana después de celebrarse la XXXIV Cata del Vino Montilla-Moriles, es momento de hacer balance. Sus organizadores la han calificado de «éxito absoluto» y no es para menos. 84.000 asistentes y un público cada vez más variopinto e internacional interesado en las bondades vitivinícolas de la provincia son razones para ser optimistas. «Próximamente El Consejo Regulador Montilla-Moriles ofrecerá, por segundo año consecutivo, el estudio de impacto económico de la Cata en Cordoba y se prevé que los datos sean alentadores», anuncia Enrique Garrido,  Gerente del Consejo Regulador D.O.P. Montilla. «Esta edición ha resultado más cómoda que la anterior. Si bien la estimación de visitantes es muy similar al año pasado, los asistentes se han distribuido mejor durante los diferentes días  y esto ha evitado las posibles incidencias en el recinto. El público ha podido degustar y apreciar vinos y gastronomía con una comodidad superior a 2016», añade.

No obstante, ahí no acaban sus valoraciones. ¿Cuáles son los vinos que más han gustado?

«Los vinos más consumidos  siguen siendo los jóvenes afrutados, los vinos de tinaja y los finos. Sin embargo, detectamos un interés creciente por el resto de las variedades de la D.O.P. Montilla-Moriles, como es el caso de los olorosos, amontillados, palo cortado y Pedro Ximénez», explica.

A la hora de definir a sus consumidores, añade: «Siempre se ha dicho que a la mujer le gusta más el vino joven y el PX, pero en honor a la verdad, en la Cata se ha observado que no hay una distinción por géneros en cuanto al consumo. Lo que sí es cierto es que la mujer, quizás por su mayor sensibilidad, aprecia mejor las cualidades singulares de nuestros vinos. Ellas son nuestro gran objetivo a corto plazo».

Apenas ha finalizado esta edición, tanto el Consejo Regulador, como empresarios y hosteleros ya tienen sus ojos puestos en la próxima: «Para el año que viene ya hay algunas ideas para mejorar las capacidad organizativa y sobre todo las actividades. Incluso hay alguna propuesta de dedicatoria de la Cata de 2018», adelanta Garrido.