Actualidad Córdoba

El chorizo de Espejo, un manjar de moda

Por Rocío Górriz,

Los productos de Kilómetro 0 o de proximidad ganan cada vez más adeptos. Si a ello sumamos una excelente calidad y una receta tradicional, el redescubrimiento del chorizo de Espejo es un hecho. Rosa María Jurado, de los conocido Embutidos Jurado, nos revela la receta más ortodoxa: «Los ingredientes son carne de cerdo, pimentón, sal y especias. En la elaboración, se pica la carne, se mezcla con el resto de ingredientes y se deja macerar unas horas. Después se embute en tripa natural y se orea», afirma.

«Creemos que hay una tendencia a volver a la cocina tradicional, en la que el chorizo es protagonista en muchas recetas. La labor de promoción también es muy importante como por ejemplo la celebración de la Fiesta de la Matanza y el Chorizo de Espejo. Desde Embutidos Jurado creemos que también estamos contribuyendo en esa labor de promoción participando en eventos (las Jornadas Gastronómicas de Legumbres y Embutidos con Grupo Sojo, por ejemplo) y con la difusión de nuestra marca en redes sociales», añade.

Pero una vez que llega a manos del consumidor, ¿qué usos se le suele dar? Esta experta nos lo cuenta: «Se suele utilizar en platos clásicos como los guisos de legumbres, frito para acompañar otros platos, en tortilla, a la barbacoa, etc, pero también se puede utilizar para realizar tapas y elaboraciones más vanguardistas».

Chorizo al vino

En lo que a ventas se refiere, «el consumo de chorizo de Espejo va muy ligado al comportamiento del consumo en general y por tanto, el mes de ciciembre suele ser muy buen mes de ventas. El precio no varía en la época de Navidad. 2017 ha sido un año en el que ha habido un aumento de consumo. Todo apunta a que 2018 será un año en el que continúe esa tendencia».

Y para los profanos en la materia, daremos alguna recomendación más para hacerse con un buen ejemplar de auténtico chorizo de Espejo. Los principales productores son Embutidos Jurado, Cárnicas Córdoba Olmo, Hermanos Castro y Hermanos Méndez.

 ¡Ahora sólo falta hincarle el diente y elegir el mejor!