Actualidad Córdoba

El I Concurso Nacional Amateur de Salmorejo Cordobés ya tiene ganadores

Por Rocío Górriz,

Más de 100 aspirantes se han batido en duelo culinario para convertirse en ganadores del I Concurso Nacional Amateur de Salmorejo Cordobés. La iniciativa impulsada por Supermercados Piedra, la Cofradía Gastronómica del Salmorejo Cordobés, la D.O. de Aceite de Baena y que ha contado como colaboradores con Mercado Victoria, el Ayuntamiento de Córdoba, MILAR, Citroën – Cosersa, Agroponiente, Naranjas Vita y el Colegio Oficial de Médicos de Córdoba; ha hecho que se ponga en valor, no solo la necesidad de materias primas de calidad para la elaboración de un plato que forma parte de la marca Córdoba, sino la diferencia entre las técnicas que existen para su elaboración.

Los ganadores en la categoría de batidora han sido: primer premio con 300 euros para Mª del Mar Uceda; segundo premio a Inmaculada del Pozo López del Moral, 150 euros y tercer premio, un lote de regalos, para Francisco Corbacho Valenzuela. En la modalidad de tradicional, usando dornillo, los ganadores han sido: Antonio Aguilar Agudo, primer premio (300 euros); Diego Casas Cazorla, segundo premio (150 euros); y tercer premio (un lote de regalos), Bartolomé Uceda Marín. Los finalistas de ambas modalidades han sido galardonados con un diploma de asistencia y una batidora.

 

Para terminar la jornada, se ha ofrecido una Gran Salmorejada D.O. Baena de más de 1000 raciones. El salmorejo cordobés ha sido elaborado por Matías Vega, chef reconocido con el premio al Mejor Restaurante 2017 por la Federación Española de Cofradías Vínicas y Gastronómicas (FECOES), ha realizado una muestra de elaboración (showcooking) de salmorejo cordobés. El chef ha explicado la diferencia entre las dos técnicas y ha recordado que el salmorejo cordobés es un plato de origen humilde pero que «de esta ligazón de ingredientes se han obtenido recetas más complejas porque lo importante es buscar un equilibrio que dé lugar a una textura deseada y que sea apetecible». Además, Vega ha recordado que «la cocina es una artesanía paciente y, por ello, no se puede olvidar el salmorejo cordobés elaborado con dornillo».