Actualidad Córdoba

La Ermita de La Candelaria abrirá por fin este viernes

Por Rocío Górriz,

Como todo lo bueno, se ha hecho de rogar. Pero apenas faltan tres días para que la nueva aventura empresarial de Javier Campos abra sus puertas al público.

La Ermita de la Candelaria Restaurante es el nombre de este nuevo templo del sabor, ubicado en una  transformada iglesia del siglo XV en la calle del mismo nombre -antiguo hospital de acogida de mujeres «pobres y honestas», reza en los anales del siglo XIV.

Después de unas importantes obras, a la ermita se le ha unid lo que era la vivienda familiar de la familia Campos, permitiendo habilitar en su conjunto varios salones con comedores polivalentes y un patio con jardín disponible para pequeñas celebraciones de corte familiar o empresarial.

«Queremos proponer un ambiente familiar, con aire cordobés, la sensación de una casa vivida, de toda la vida», explica Javier Campos.

¿Qué se van a encontrar sus comensales? «Una cocina de casa, de casa vivida, con sabor y producto, la cocina de siempre en la gastronomía cordobesa», apunta

La Ermita de la Candelaria Restaurante también estará estrechamente vinculada y comprometida con la Denominación de Origen Montilla-Moriles y en estos momentos se barajan acuerdos con algunas bodega de la zona.

Se incorpora como jefe de cocina y socio Juan Gutiérrez Moreno, «al que conocí durante mi etapa en Bodegas Campos. Para mí el trabajo está muy ligado a la palabra compromiso. Estamos plenamente comprometidos con él como persona, amigo y profesional por su seriedad y profesionalidad. Además, compartimos el respeto a los productos de la tierra y el cuidado al casco histórico, equilibrio y convivencia con los vecinos… La casa y el proyecto le ilusionaron y sin duda aquí va a crecer personal y profesionalmente», añade Javier.