Actualidad Córdoba

La suculenta alianza de Bodegas Campos y El Pimpi se hace realidad

Por Rocío Górriz,

Estas dos instituciones gastronómicas de Córdoba y Málaga respectivamente han unido sinergias en un proyecto sin precedentes. La nueva marca Cátering El Pimpi-Bodegas Campos es ya una realidad y centrará su actividad en el mercado malagueño.

El Pimpi ha lanzado un servicio de catering para toda la provincia de Málaga en colaboración con Bodegas Campos, que acumula tres décadas de experiencia en este sector.

El Pimpi se encargará de la labor comercial y de relaciones con los clientes y  Bodegas Campos de la gastronomía y del desarrollo de las operaciones.

Fundado en 1971, El Pimpi se encuentra ubicado en un antiguo caserón malagueño del siglo XVIII y es una de las bodegas con más solera de Málaga, donde es posible disfrutar de la gastronomía local y de los vinos de la tierra pero, sobre todo, de la tradición y cultura propias del sur de España. Su nombre hace referencia a la figura del «Pimpi», un personaje popular malagueño  que ayudaba a las tripulaciones y pasajeros de los barcos que llegaban al puerto de la ciudad. Pronto se convirtieron en los primeros guías de Málaga para todo aquel que no la conocía, famosos por su atención y trato. Por sus salas han pasado generaciones de personalidades del mundo del flamenco, la política y el arte. No en vano, uno de sus devotos y recientemente convertido en accionista es Antonio Banderas, uno de los malagueños más universales.

La llegada de Banderas se hace en una nueva etapa de expansión del negocio. La compañía está abordando nuevas líneas de acción, como es el catering, una escuela gastronómica y de hostelería o la creación de la Fundación El Pimpi, que se dedica a organizar actividades culturales y sociales.