Actualidad Córdoba

La Taberna de Almodóvar abre sus puertas en Córdoba

Por Rocío Górriz,

tabernapeq

Los fans de las croquetas más famosas de Almodóvar del Río ya  puedan degustarlas en su nuevo local, ubicado en la Calle Pérez Galdós, 1 de la capital (antigua sede del Restaurante El Buey)

En su decoración han buscado recrear un ambiente cálido y agradable. Zonas muy diáfanas con tonos blancos, mucha luz y derroche de alegría.

acuarelapeq

Han cuidado hasta el más mínimo detalle: delicados búcaros de cristal coloreado, abundancia de plantas, cartas con acuarelas pintadas a mano y mesas vestidas en tonos nude confieren al local un toque elegante y relajado. Además, cuentan con una zona reservada para pequeños eventos lúdicos o empresariales. Los nervios y la ilusión están a flor de piel y su cocina desprende ya suculentos olores esperando a sus primeros comensales.

taberalmo3corpeq

«Nuestra clientela será familiar y de negocios, eminentemente, aunque esperamos que en un futuro también seamos un referente del turismo gastronómico», apuntan sus propietarios, Angel Sánchez  y Toñi Pozuelo. Ella será, con la ayuda de su hija Carmen, quien comande los fogones en esta nueva etapa y revela cuál será su oferta gastronómica: «Continuaremos con una cocina de mercado en la que se respete al máximo el producto, como siempre hemos hecho.  Al margen de la carta fija, habrá platos fuera de carta para integrar la excelencia del mercado porque es santo y seña de la casa».

taberalmo4corpeq

Los habituales de La Taberna no echarán de menos las especialidades que durante décadas han degustado en su establecimiento de Almodóvar: «Hay un 50% de nuestra carta que será inamovible y el resto será nueva. Los clientes tendrán esos platos que buscan con tanto ahínco desde hace más de 40 años», asegura Ángel.

¿Lo que no deben perderse? En palabras de sus creadores: «Croquetas, ensalada de queso de cabra, paté de ave, ensalada de bacalao, chuletón de buey a la piedra, lomo de corvina con verduras en salsa de azafrán y coulant de chocolate con helado de vainilla».

Aquí no hay trampa de ni cartón, materias primas escogidas con mimo y el buen hacer de una cocinera que se define como «autodidacta» pero que ha conquistado al mismísimo equipo técnico de Juego de Tronos durante su grabación en Almodóvar. El poco tiempo libre que tiene lo dedica a viajar y aprender con el paladar pero advierte: «Como se come en Córdoba no se come en ningún sitio. Cada día nuestra cocina está más reconocida. Aunque la mayor satisfacción es que un cliente después de comer te llame para felicitarte. Es una satisfacción que no se puede comparar con nada. Pero el reconocimiento de expertos y guías es imprescindible para atraer a nueva clientela».