Actualidad Córdoba

La Taberna El Coto cierra para siempre

Por Rocío Górriz,

Después de 45 años de buen hacer y servicio a los cordobeses La Taberna Mesón El Coto ha cerrado sus puertas. Hace apenas un par de meses sus vecinos de comercio de la céntrica calle Doce de Octubre veían como se echaba la reja por última vez. Sus propietarios, la familia Arranz, han decidido finiquitar esta etapa que sin duda ha marcado una época en la historia de la gastronomía cordobesa.

Abrió sus puertas allá por 1972, y desde entonces, con los hermanos Ramón y Pepe Arranz al frente y después con una segunda generación, encabezada por Ramón Arranz, tornó  en un referente no sólo por su cocina sino por su decoración y estética. Nació como una peña de cazadores pero pronto se convirtió en un rincón donde se reflejaba el amor por el mundo de la tauromaquia en perfecta combinación con la cinegética. No en vano era lugar obligado de paso para muchos de los diestros que han visitado nuestra ciudad.

Durante más de cuatro décadas ha encarnado, como pocas, el espíritu de una taberna clásica, que, aunque pequeña, hacía las delicias de los cordobeses. Así se hizo famosa por servir uno de los mejores salmorejos de la ciudad, y a lo largo de los años continuaron sacando de cocina los mismo platos y tapas de éxito, como los champiñones a la plancha, los riñones a la plancha, el solomillo al chimichurri, el pincho Coto o el jabalí en adobo