Actualidad Córdoba

Montilla-Moriles abre su convocatoria para obtener el reconocimiento del Consejo Regulador

Por Rocío Górriz,

La Denominación de Origen Protegida Montilla-Moriles distinguirá por quinto año consecutivo a Tabernas y Restaurantes que pongan en valor los vinos de la D.O.P. con motivo de la celebración de la XXXIV edición de la Cata del Vino «Montilla-Moriles». Este imporatnte encuentro tendrá lugar entre el 19 y 23 de abril en el edificio de la Diputación de Córdoba. La fecha límite para los establecimientos que deseen inscribirse es el próximo 31 de marzo. 

Las bases y los criterios que se valorarán en la certificación voluntaria por parte del Consejo Regulador están detalladas en la página web del Consejo Regulador www.montillamoriles.es.

En la Cata del Vino, se puede encontrar más de 27 bodegas inscritas que exponen más de 300 referencias entre vinos y vinagres, junto a una decena de establecimientos de restauración, que exhiben la combinación perfecta entre gastronomía y los caldos de la Comarca Sur.

Este evento se convierte, durante cinco días, en un auténtico fenómeno de masas habiendo recibido en la pasada edición más de 85.000 visitas.

bodegaspeq

El Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) Montilla-Moriles y Vinagre de Montilla-Moriles, tiene como principal objetivo, además de velar por la calidad de los vinos y vinagres, potenciar el consumo de estos productos, sobre todo en nuestra provincia.

Así pues, los criterios en que se basan sus resoluciones son tales como presencia en el establecimiento de los vinos de «Montilla-Moriles», conservación, servicio y la atención al cliente. Junto a estos criterios objetivos, también se deberían considerar aspectos cualitativos como diseño del establecimiento, limpieza general y ambiente tradicional.

«Este reconocimiento público que hace la DOP Montilla-Moriles a quienes lo obtienen, es sin duda una garantía de calidad y excelencia para el establecimiento, a la vez que un valor añadido que ofrecer a clientes y turistas que lo visitan; igualmente supone la correspondencia de todo el sector de “Montilla-Moriles” a un establecimiento que valora y prestigia su producto», afirman desde el Consejo Regulador.