Actualidad Córdoba

Las cifras hablan: El PX cordobés, el gran favorito en las mesas navideñas

Por Rocío Górriz,

La variedad de uva Pedro Ximénez y el vino que de ella se extrae se ha convertido en una de las preferidas por los consumidores y los datos así lo avalan. El PX será un imprescindible en las próximas Navidades y, previsiblemente, sus ventas y consumo se elevarán. Actualmente, se venden aproximadamente  500.000 litros de PX al año.

En cuanto a ventas, «las previsiones de este año superarán las del 2016. El vino PX es un producto que tiene mucha correlación con la hostelería, y este año el sector mejorará cifras respecto a 2016. Pues igual le ocurre a las ventas de PX», afirma Enrique Garrido, Director Gerente del Consejo Regulador DOP Montilla-Moriles.

Igualmente, augura un aumento de su precio. Aunque para eso habrá que esperar a 2018. «Los precios de los productos han sufrido un importante ascenso en origen, y para producciones a granel, aunque estas subidas aún no se han trasladado al producto envasado y embotellado. Posiblemente este incremento de precio sea visible a partir del enero del próximo año».

Pero, ¿qué es lo que convierte al PX en un producto tan versátil y que gusta a casi todos los paladares?

Garrido lo tiene claro: «Existe una variabilidad de crianza en los vinos dulces PX que lo hace apropiado para distintas tipologías de consumidores, en función también de lo que vayamos buscando en el vino. Así, los PX más jóvenes tienen un carácter más fresco, con acidez equilibrada y aparecen sabores más cercanos a la fruta, pasas, ciruelas pasificadas, mermeladas, etc. En cambio, en los PX de mayor vejez, el vino se hace más complejo y aparecen notas torrefactos, cacaos, cítricos, etc. En definitiva, hay un Pedro Ximénez para cada consumidor».

Como curiosidad, debemos destacar que la bodega más antigua de Andalucía, Bodegas Alvear, fue la primera en apostar por la variedad Pedro Ximénez, la que actualmente es el mayor patrimonio de DO Montilla-Moriles