Actualidad Córdoba

La Algodonera, primer restaurante cordobés con carta adaptada a autistas

Por Rocío Górriz,

cartautismo3corenana

En el corazón del barrio de Fátima (Calle Profesor Tierno Galván, 10) el restaurante La Algodonera ha puesto en marcha una novedosa iniciativa para favorecer la integración de la personas con trastorno del espectro autista (TEA) y otros trastornos asociados. Ha incorporado a su carta información basada en pictogramas, de gran utilidad  para la comprensión de los datos por parte de este colectivo. Este proyecto ha contado con el impulso de la Asociación Autismo Córdoba, que ha estado representada por su Presidente, Miguel Ángel López. Sus compañeros de batalla son Manuel Aranda Pérez, uno de los propietarios del restaurante, y su esposa, la profesora Mari Carmen Fernández Porras, profesora de Educación Especial del Colegio Concepción Arenal.

«Tanto mi marido como yo llevábamos tiempo pensando en elaborar una carta más cómoda para ellos a la hora de elegir los platos. El público la tienen disponible a partir de hoy mismo. Se ha utilizado un material imantado que fuese atractivo para estas personas y que fuese fácilmente manipulable. La carta la diseñamos ambos, por su puesto con la ayuda de Miguel Ángel. Pero nuestra intención es ampliarla, por ejemplo, con menús del día», explica Mari Carmen.

Por su parte el Presidente de la asociación ha puntualizado: «Una carta tradicional es muy complicada para los autistas porque suelen tener afectada algún área comunicativa por lo que es más fácil prestarle apoyo visual. Además hay personas que ni saben ni aprenderán a leer y pueden seleccionar pero no expresar lo que quieren. Para ellos es más fácil elegir una imagen». Parece que esto es sólo el comienzo de un importante plan de integración: «Queremos que este proyecto sea el arranque de otro que hay presentado en el Ayuntamiento para hacer accesible las paradas del autobús, el zoológico, bibliotecas y espacios públicos, antes de que acabe el año tanto a autistas como a cualquier persona con problemas comunicativos», ha añadido.

Además, la carta adaptada que se ha presentado ha contado con dos embajadores de excepción: José (9 años) y Paula (8 años), quienes desde los tres años son alumnos de Mari Carmen y que representan a un colectivo tan presente en nuestra sociedad. Las estadísticas así lo indican: uno de cada cien niños nacerá con autismo (trastorno que se puede diagnosticar a partir de los 15 meses de edad).

«Se estima que en Córdoba y provincia hay entre 6.000 y 7.000 personas afectadas, más una cantidad sin diagnosticar de personas adultas que también lo padecen», afirma Miguel Ángel.