Actualidad Córdoba

De Montilla a Doña Mencía: los vinagres cordobeses mejor valorados en Vinavin

Por Rocío Linares,

El Concurso Internacional de Vinagres Premios Vinavin impulsa y apoya al sector del vinagre y da a conocer la riqueza y calidad de este producto. En su III edición, cuyos galardones se entregaron en la Diputación de Córdoba hace unas semanas, once vinagres cordobeses consiguieron un Vinavin de los 20 que se otorgaron. Un dato que destaca la alta calidad de este producto en nuestra zona, y en concreto, en Montilla y Doña Mencía, que fueron las localidades que más galardones recibieron.

Por un lado la motillana Bodegas Robles, recogió un Vinavin de oro por su Piedra Luenga BIO PX, un vinagre de vino sin crianza, de color azabache con tonos yodados y aroma de uvas pasas, caramelo y miel. Buen acompañante de las alcachofas a la Montillana. Y también se llevó un Vinavin de plata por Piedra Luenga Bio Oloroso, que presenta color caoba y aroma a fruta madura.

También para Montilla se reconoció el vinagre Flor del Genil Gran Reserva, de Bodegas Delgado. Un producto de uva 100% Pedro Ximénez, que procede de vinos finos selectos de la zona, envejecidos en botas de roble americano por el tradicional sistema de criaderas y soleras. Y de Bodegas La Aurora, el Vinagre Balsámico con su mismo nombre. De color ámbar, aroma acético y notas a vino añejo que por su sabor ácido lo recomiendan para ensalada de pato con infusión de frutos rojos.

Procedentes de Doña Mencía, oro para el Vinagre AL PX Balsámico 25 años Sacristía y una plata para el Vinagre AL PX Balsámico 50 años Sacristía, ambos de Único Vinagres y Salsas, llenos de matices y aromas que recuerdan a la pasa y a la crianza en madera. Aunque de sus productores destacó el Balsámico PX Reserva 12 años con el Premio Especial Diputación de Córdoba.

Continuando por la provincia, el Vinagre de Vino añada 2011 Roble Americano PX de IFAPA, fue plata para Cabra. La localidad además cosechó un oro para El Guiso Gran Reserva de Bodegas Rodríguez Chiachio. De este vinagre cuentan que es seco, intenso y penetrante, de sabor equilibrado y toques salinos. Ideal para acompañar a la carne de libre que sirven en El Guiso.

El Toro Albalá Balsámico al PX Gran Reserva de las Bodegas Toro Albalá, de Aguilar de la Frontera también está entre los premiados. Su color chocolate, en nariz con recuerdos a café, cacao, caramelo y miel conquistó al jurado que le otorgó un Vinavin de oro. Marida bien con queso rulo de cabra y ensaladas con frutos secos.

Y producido por Alcubilla 2000, en Castro del Río, el vinagre Luque Ecológico obtuvo un Vinavin de Oro. Idóneo para acompañar caviar, es de sabor equilibrado y dulce, con color oscuro y aroma a pasas y ciruelas.

Estas son las referencias de calidad entre los vinagres cordobeses, que destacaron por encima de 80 muestras procedentes de lugares como Francia, Estados Unidos, Italia, Portugal, China, o Japón.