Actualidad Sevilla

Domingos de patrimonio y gastronomía en el barrio de San Luis

Por Isabel Aguilar,

Nada mejor para una mañana de domingo que un paseo cultural por una de las zonas más misteriosas y desconocidas que alberga la ciudad: el barrio de San Luis. Si además la ruta culmina con un sofisticado brunch, término anglosajón que unifica los conceptos de desayuno y almuerzo y que equivale a nuestro picoteo sureño, la cosa se pone más que interesante.

Del barrio de San Luis, ¿a dónde ir?

sanluis2

El espacio gastronómico KÖK tu cocina y la empresa Croma Cultura son los artífices de los recorridos que descubren el barrio de San Luis cada mañana de domingo, una iniciativa en la que el patrimonio y la historia de la zona se muestran al visitante de una forma amena y divulgativa y que tiene un final dulce o salado, según los gustos de cada uno.

«La idea surgió como una forma de potenciar el entorno del restaurante, unas calles que acumulan una gran historia y monumentalidad y sin embargo no son de las más conocidas de la ciudad, puesto que los sevillanos suelen pasar sin detenerse en los detalles y los grupos turísticos se quedan en el Arco de la Macarena y no se adentran en el resto», explica Luis M. García, de Croma Cultura.

san luis

La ruta comienza y termina en la puerta de KÖK, un espacio gastronómico ubicado en la calle San Luis, 46. Todos los monumentos que salen al paso del grupo se visitan desde el exterior, con explicaciones de su historia y su valor pero sin adentrarse en ellos, puesto que entonces el recorrido, de una hora y cuarto de duración, se extendería demasiado.

Santa Marina es la primera parada de este itinerario, una de las iglesias más antiguas de la ciudad y sede de la Hermandad de la Santa Cruz y la Sagrada Resurreción. El antiguo colegio Padre Majón, uno de los más antiguos como señala García, es otra de las paradas de esta visita, que también se detiene en espacios como la iglesia de San Marcos, la de Santa Isabel o el edificio de la antigua fábrica de sombreros Fernández y Roche.

«Además de datos históricos, ofrecemos explicaciones sobre nombres de calles o personajes que las habitaron, como ocurre con el Pasaje Mallol, un callejón que construyó el empresario catalán Francisco Mallol dentro de su propia fábrica de corcho», asegura.

Las rutas las explican dos historiadores del arte y un arqueológo y tienen lugar tanto a las 10.00 de la mañana como a las 12.00 del mediodía. Una vez que el grupo ha realizado el recorrido completo, llega el momento de recargar las pilas en KÖK.

El brunch

san luis

A media mañana uno no sabe si le apetece picar algo dulce o algo salado, pero está claro que lo que tome debe ser ligero, apetecible y sabroso. Así lo consideran en KÖK tu cocina, donde atienden a los miembros del grupo que ha culminado la visita cultural y les ofrecen viandas de diversa índole.

Tienen zumos naturales, cócteles, panes artesanos (blanco, integral, brioche o focaccia) para acompañar con patés, salazones o mermeladas caseras, queso payoyo, embutidos ibéricos o platos a base de huevo, una de las especialidades de la casa y que puede presentarse en revueltos, ranchero o benedictine.

San Luis

La parte dulce está compuesta por tartas caseras del día y diversos tipos de postre. Este peculiar espacio, gestionado por Miguel Parra y Óscar P. Crespo, abre únicamente los sábados, domingos y festivos de 10.00 a 16.00; para eventos privados o para realizar actividades especiales, como catas o talleres. La ruta cultural tiene un precio de 7,5 euros y el brunch es a la carta.

Reservas en sevilla@cromacultura.com y el teléfono 653 988 649.