Actualidad Sevilla

Hard Rock Café: El café más rockero desembarca en Sevilla

Por ABC,

Después de haber cautivado a los aficionados en Londres y entretenido al público neoyorquino, el famoso Hard Rock Café ha llegado al corazón de Sevilla cargado de gastronomía, entretenimiento y buena música. Aspira a convertirse en una de las grandes atracciones del casco histórico.

Esto encontraremos en el Hard Rock Café de Sevilla

hard rock cafe

Aunque su fuerte es la decoración y los objetos para mitómanos que atesora, la gastronomía no se queda atrás, integrada por una base de recetas norteamericanas fusionadas con ingredientes locales.

Algunos de sus platos con más éxito son la hamburguesa Legendary, unas costillas ahumadas a fuego lento, y el pollo asado. También tienen ensaladas, fajitas, pasta, salmón noruego o un jugoso lomo bajo, además de unos postres de vértigo y bebidas como Hurricanes, Margaritas, y bebidas Alternative Rock sin alcohol.

hard rock cafe

Ubicado en el número 3 de la calle San Fernando, cuenta con un local de dos plantas y 700 metros cuadrados, que incluyen un bar principal en la planta baja y asientos para 200 personas.

El establecimiento ha sido construido teniendo en cuenta los valores históricos del edificio y su entorno, usando materiales tradicionales sevillanos en su diseño y restaurando las características exclusivas del inmueble, que fue restaurado por Aníbal González.

Un edificio con historia

hard rock cafe

Construido en 1761, como propiedad de la Real Fábrica de Tabacos, el edificio donde se ubica actualmente Hard Rock Cafe Sevilla conserva aún muchos elementos de la construcción original, y tanto en su fachada como en su interior aún se aprecian las características arquitectónicas y la historia de la Sevilla del siglo XVIII.

hard rock cafe

En cuanto a los objetos principales expuestos, se encuentran una chaqueta de estilo militar usada por Michael Jackson; una cazadora de Madonna; una estola de la artista colombiana Shakira; una guitarra Gibson Marauder tocada por el vocalista Paul Stanley de KISS o la batería Yamaha que tocó Matt Sorum con Guns N’ Roses.