Actualidad Sevilla

La Corona se muda a la Alameda

Por Isabel Aguilar,

La Corona se muda a la Alameda

La Corona acaba de mudarse a la Alameda, un barrio más cercano al carácter y la ubicación de sus socios y una zona algo más relajada que la concurrida calle Zaragoza. Desde hace apenas tres semanas han abierto sus puertas en la calle Faustino Álvarez esquina Relator, un espacio algo más pequeño que el anterior pero que conserva la esencia del establecimiento.

La Corona en La Alameda

Desde sus amplios ventanales a la calle hasta el mobiliario, que es prácticamente igual al de la calle Zaragoza, hasta su clientela, que según aseguran se han mudado con ellos. “En estos días ya hemos recibido a muchos clientes que solían visitarnos en el otro local”, asegura Cristina Barros, una de las socias.

Nuevo aire a la carta

La Corona en La Alameda

Además de su ubicación, La Corona ha renovado parte de su carta incluyendo nuevas propuestas como el lagartito con patatas y pimientos; la carrillada, el salmón con mostaza o el wok de verduras. También han impulsado una tapa que tenían en el otro local, el “bagel”, y ahora ofrecen hasta cuatro tipos distintos y alguno que otro fuera de carta los fines de semana. Con esta receta dan un giro al concepto de montadito que tanto gusta en Sevilla y le dan un nuevo aire más acorde con los aclamados brunch, tan de moda últimamente.

La Corona en La Alameda

En cuanto a los clásicos que permanecen de la antigua carta se encuentran el tartar de salmón, la tosta de solomillo con compota de manzana, brie y alioli, el montadito campero o el falso risotto.